Párroco italiano tenía su propia 'sex shop' y organizaba orgías en su iglesia

El obispo de Padua Claudio Cipolla pidió perdón por los excesos del cura Andrea Contín, que fue separado de sus funciones.

 
Padre Andrea Conti, de Padua
Google Street View y Oggi Padua

El escándalo sacudió en los últimos días a los feligreses de la parroquia de San Lázaro, sorprendidos por la doble vida del párroco, de 49 años.

La situación que se registraba en la parroquia salió a la luz pública luego de las denuncias de una mujer que acusó al sacerdote de violencia sexual y proxenetismo.

La justicia italiana abrió la investigación y le abrió un expediente al padre Contin luego de las denuncias de la mujer, casada y con hijo, y quien habría sostenido una relación con el clérigo, según la crónica que publica ABC.

Más noticias

En su relato a los carabineros, la mujer, cuya identidad no ha sido divulgada, denunció a Contin por agredirla en un ataque de ira.

Tengo una historia de amor con el sacerdote desde el 2012, pero se ha convertido tan violenta que terminé en el hospital»,

dijo la mujer, también de 49 años.

Al intervenir las autoridades encontraron en la casa cural a cargo del padre varios juguetes sexuales que comercializaba a sus clientes, a quienes les organizaba habitualmente fiestas que terminaban en orgías.

En un cuarto sellado, los carabineros italianos encontraron videos pornograficos grabados en la parroquia y con cubiertas de imágenes religiosas e identificados con nombres de papas para disimular su contenido.

En su domicilio también le encontraron una agenda con varios números de mujeres que serían a quienes él habría prostituido, luego de haber sostenido relaciones sentimentales con cada una de ellas.

En las investigaciones, las autoridades sospechan la existencia de otro sacerdote quien le serviría de cómplice.

El periódico católico Avvenire, dirigido por la curia italiana, reconoció las actividades ilegales del padre Contín:

Andrea Contin era un magnífico seductor capaz de mostrar su lado luminoso, reservando el lado tenebroso a los encuentros con mujeres reducidas a esclavas, subyugadas. Poder espiritual, poder sexual: Ángel y demonio”,

publicó Avvenire.

El obispo de Padua ordenó la separación del padre de sus funciones apenas se conoció la denuncia, ordenó una investigación interna, ofreció toda su cooperación con las autoridades y pidió perdón a los feligreses por este escándalo.

Este mal, que hace tanto ruido, no me impide recordar y de ver tantos sacerdotes y diáconos que han sacrificado la vida en la coherencia, con humildad y fidelidad”,

se disculpó monseñor Cipolla en declaraciones que publica Periodista Digital.

En redes sociales circulan detalles de lo que pasaba en la casa cural:

 

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: