Cirujano colombiano Carlos Ramos aceptó extradición de EE.UU. a Puerto Rico

El galeno, también conocido en la isla como el ‘cirujano de las barbies’, fue detenido el viernes y está en la cárcel de TGK de Miami Dade.

 
Carlos Ramos Corena
Carlos Ramos Corena / Telemundo 51

Acusado en Puerto Rico de infringir el artículo 35 de la Ley 139, que prohíbe en ese país ejercer la medicina sin tener licencia, y señalado también de tener responsabilidad en la muerte de la ciudadana puertorriqueña Nancy Santana García, a quien le practicó procedimientos estéticos en Medellín, Ramos firmó un documento en el que acepta la extradición a Puerto Rico, informó Telemundo 51.

Lo hizo en una audiencia legal, de la que ese medio reveló un aparte en el que la funcionaria judicial le pregunta a Ramos por su defensa. El proceso “debería completarse antes de los próximos 15 días para entonces ser enjuiciado en la isla”, agrega el informativo.

Más noticias

El cirujano colombiano, cuyo nombre completo es Carlos Alberto Ramos Corena, atendió médicamente a la puertorriqueña Nancy Santana García, antes de que fuera operada por el médico Yidio Jalaff, el 10 de julio del 2014, explica Telemundo 51.

La acusación en su contra señala que ejerció su práctica en un centro de estética y masajes en San Juan, en donde, aparentemente, llevaba a cabo el examen, diagnóstico y tratamiento de mujeres que eventualmente viajarían a Colombia para cirugías.

En Colombia el caso de Ramos Corena ha sido seguido desde hace 10 años y denunciado por el concejal de Medellín Bernardo Alejandro Guerra. “Las primeras denuncias fueron en 2006, porque se presentaba como cirujano plástico sin serlo. Y además con una publicidad desmedida. En el seguimiento se encontró que tiene cerca de 16 procesos en la Fiscalía y seis en el Tribunal de Ética Médica”, dijo Guerra a Semana.

Agregó que conoce las historias de más de 50 supuestas víctimas colombianas, estadounidenses, españolas y centroamericanas. “Para operar, ellos necesitan anestesiólogos, enfermeros y otras especialidades. Por eso nosotros los denominamos como la banda criminal de batas blancas. Ellos arrendaban apartamentos para captar pacientes extranjeros, tenían varias clínicas. La Fiscalía dijo en un momento que era un personaje de alto valor, pero nunca hicieron nada”, agregó el concejal a la revista.

La misma publicación asegura que el Tribunal de Ética Médica de Antioquia y el Tribunal Nacional han confirmado varias presuntas inconsistencias en el trabajo del Ramos Corena, que según Guerra, “tiene diplomados y cursos, pero no tiene el título de cirujano. Es imposible que en un año, Puerto Rico haya resuelto la investigación y lo capturara tan pronto. Mientras tanto, en dos años en Colombia solo ha tenido dos sanciones, y la última (de cinco meses) llegó apenas hasta agosto de este año. Acá no pasa nada más”.

En un reportaje publicado por El Espectador en julio pasado, Ramos Corena aparece en un listado de 10 cirujanos (también están Francisco Sales Puccini, Ramiro Alberto Pestana, Fabián Enrique Blanchar, Fabián Enrique Blanchar, Rodolfo Chaparro, Juan Camilo Arango, Edison Osorio, Rodolfo Gómez y Lucero Camelo) cuyas víctimas decidieron contar sus testimonios y mostrar las marcas físicas que les dejaron.

“[…] Para sacarle jugo al negocio, algunos de estos médicos se apropiaron de la cultura del mercantilismo y empezaron a convencer a sus pacientes, como ellas mismas relataron, de ‘comprar el paquete completo’, hacer más cirugías de las requeridas por las pacientes a un mejor precio y convencerlas de que necesitaban retocarse otras partes del cuerpo que no lucían muy bien. Estos son sus testimonios”, dice en uno de sus apartes el reportaje de El Espectador.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: