Chavismo busca disolución de Parlamento opositor

El oficialismo acusa al Congreso de usurpar funciones del gobierno en materia interna y diplomática, así como de traicionar a la patria.

 
AFP

“El Gran Polo Patriótico ha iniciado una discusión para solicitar una consulta a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia” (TSJ) con el fin de pedir “la abolición de esta Asamblea Nacional”, señaló Didalco Bolívar, portavoz de la alianza, en rueda de prensa.

“Pedimos que la abolición sea acompañada por la convocatoria a elecciones parlamentarias para que sea el pueblo el que diga si esta Asamblea obstruccionista y violatoria de la Constitución es la que debe ejercer o, en lo contrario, el pueblo decida qué tipo de Asamblea (…) debe darse”, indicó.

También le puede interesar:

El oficialismo comenzó a discutir este martes esa propuesta y una decisión será anunciada la próxima semana, dijo el vocero.

Si la Sala Constitucional la aprueba, el Gran Polo Patriótico prevé acudir al TSJ, al que la oposición tilda de ser el “bufete jurídico” del gobierno.

A mediados de junio, esa corte admitió una demanda de Maduro contra el Parlamento, también por usurpación de funciones. El tribunal dictó entonces medidas cautelares e invalidó dos decisiones del Legislativo.

La lucha de poderes que envuelve a Venezuela coincide con un muy difícil momento económico marcado por la escasez de productos básicos y una inflación del 180,9% en 2015.

El chavismo blandió la amenaza contra el Congreso frente a los planes opositores de activar este año un referendo contra Maduro.

Congregados en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), los adversarios del gobierno validaron la semana pasada las firmas de respaldo a la consulta.

Según la oposición, 409.313 personas autenticaron su apoyo con la huella dactilar, el doble de lo exigido por el CNE para activar la consulta, pese a las trabas del oficialismo.

La autoridad electoral revisará las rúbricas en un plazo de 20 días hábiles que terminará el 26 de julio, y deberá decidir si autoriza la siguiente fase del revocatorio: la recolección de cuatro millones de firmas, el 20% del registro electoral.

La MUD está empeñada en que este mismo año los venezolanos acudan a las urnas porque, en caso de perder Maduro, habrá elecciones anticipadas.

Si el referendo se realiza después del 10 de enero de 2017, Maduro, de salir derrotado, podrá elegir a su sucesor.

Este martes el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, instó al poder electoral a que active inmediatamente el referendo y autorice la recolección de firmas.

Sin embargo, el chavismo anunció el lunes que entablará “tantas demandas y acciones legales (…) como eventos fraudulentos haya habido”.

Jorge Rodríguez, delegado por Maduro para el proceso revocatorio, ha acusado a la MUD de una serie de irregularidades en la recolección de firmas.

La noche del lunes, Maduro dijo que hay denuncias sobre “un gigantesco fraude de carácter electoral” que tendrá “impactos de carácter jurídico” y político.

De su lado, el presidente del Legislativo, Henry Ramos Allup, advirtió que el gobierno daría “un golpe de Estado” si bloquea el referendo.

 

AFP

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Fuentes

  • - AFP

Comenta con Facebook: