2 familiares de Manson y otros 2 hombres aseguran, cada uno, tener documentos que les otorgarían derechos sobre los restos del asesino, y han presentado recursos legales en condados de California para obtener su cuerpo y su patrimonio, informa CNN.

Uno de los que reclama el cuerpo es Jason Freeman, nieto de Manson, que se enteró a sus 11 años sobre su ancestro. Él entregó unas partidas de nacimiento y unos certificados, y fue el primero en reclamar el cadáver. Dice que cremará a su abuelo, esparcirá sus cenizas y donará el dinero.

Otro que quiere quedarse con los restos de Manson es Michael Brunner, que se identifica como hijo del asesino. Su partida de bautismo indica que es hijo de Mary Brunner, una de las seguidoras de Manson, y de él. Su nacimiento ocurrió el 15 de abril de 1968, poco antes de los asesinatos que llevaron al criminal a prisión. Brunner es quien tendría mejores opciones en el proceso legal.

El artículo continúa abajo

Matthew Roberts Lentz también reclama los derechos sobre el cuerpo y la herencia de Manson. Al parecer, su nombre está en un testamento que el asesino le habría encargado a Benjamin Gurecki, a quien responsabilizó de que se cumpliera su voluntad. El documento indica que Matthew Roberts es hijo de Manson y su único heredero.

Finalmente, Michael Channels, que se identifica como amigo de Manson, también está en la disputa. Según dijo, se relacionó con él hace más de 30 años porque quería conocer al diablo, y presentó otro testamento, con fecha de 2002, que dice que él es quien debe hacerse cargo de los restos y el patrimonio del criminal.

Pero mientras la justicia resuelve el asunto, la que paga los ‘platos rotos’ es la oficina forense de Kern, que mantiene refrigerado el cadáver del criminal, que pasó 46 años tras las rejas por su participación en unos asesinatos ocurridos en agosto de 1969, entre los que está el de Sharon Tate, entonces esposa del director de cine Roman Polanki.

El próximo 7 de marzo, un juez podría tomar una decisión sobre el pleito, agrega Aol.