Así lo demostró en un video que publicó en su canal ‘Hammy TV’; allí se ve al joven en el asiento trasero de un carro, mientras que su madre y su novia van en la parte de adelante.

Hamilton activa un control remoto que permite manejar la intensidad del vibrador, que estaba incrustado en la ropa interior de la chica. Por supuesto, ella siente el movimiento del aparato y ¡no puede contenerse! De hecho, al final del video la joven sale del automóvil para, al parecer, solucionar el problema.

Todo indica que la madre del bromista sabía lo que estaba ocurriendo, pues en varias ocasiones le dijo a su hijo que dejara de apretar el botón del control.

En la descripción del video, Hamilton se burla de la situación: “casi tiene un orgasmo delante de mi madre. ¡Era tan divertido mirarla intentar ocultarlo!”.