Azotes frente a multitud: el 'remedio' de Indonesia contra homosexuales

Dos hombres tuvieron que pasar por ese castigo luego de haber tenido sexo en la ultraconservadora provincia de Aceh.

Azotes en Indonesia
Azotes en Indonesia| AFP

Los hombres, de 20 y 23 años, tuvieron que soportar 83 latigazos cada uno, luego de que unos vigilantes los capturaran el pasado mes de marzo mientras tenían relaciones sexuales. Varios vecinos, incluso, entraron al apartamento en el que estaban y grabaron videos de los jóvenes desnudos para, finalmente, difundirlos hasta que llegaron a los medios locales, relata CNN.

El artículo continúa abajo

Cientos de personas se dieron cita el martes pasado cerca a una mezquita en Banda Aceh, la capital de la mencionada provincia, para filmar con sus teléfonos y celebrar el brutal castigo. Los hombres fueron sentenciados a cumplir 85 azotes luego de haber violado la estricta ley islámica que rige en la región. Sin embargo, les perdonaron 2 azotes por haber pasado 2 meses en prisión.

Azotes en Indonesia
Azotes en Indonesia / AFP

El castigo inició sobre las 9 de la mañana, hora local, y se prolongó por cerca de 4 horas. Otras 4 parejas también hicieron parte del castigo, luego de que se descubriera que estaban teniendo relaciones extramaritales. Esta es la primera vez que se aplica la ley islámica en Aceh, desde que fue aprobada en 2015, informa BBC.

La ONG Amnistía Internacional condenó agresión contra los hombres, calificando la flagelación como “un castigo cruel, inhumano y degradante”. También la comparó con la tortura y les exigió a las autoridades de la provincia que pongan fin a esta práctica, que no solo afecta a los homosexuales, sino a las personas que consumen y venden alcohol, a los jugadores y a los acusados de adulterio.

Azotes en Indonesia
Azotes en Indonesia / AFP

La cruzada en Indonesia contra los homosexuales es importante. Por ejemplo, el pasado domingo, en Yakarta, la capital, 141 hombres fueron arrestados en un sauna, acusados de hacer parte de una fiesta gay. A pesar de que las relaciones entre personas del mismo sexo no son ilegales en el país, las personas que tienen esas preferencias son víctimas de ataques policiales y acciones de vigilancia, explica The New York Times.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error