También le negaron el aterrizaje en Newark, todo debido a la cantidad de nieve acumulada en las pistas de tales aeropuertos, mientras que la de Stewart, de 3,5 kilómetros de largo, fue apenas suficiente para posar en tierra a este gigante de 80 metros entre sus alas, informa CNBC. Este es el avión de pasajeros más grande del mundo.

El artículo continúa abajo

Pese a ser una pista mucho más pequeña que la del aeropuerto JFK, la de la terminal de Stewart (a 120 km de Nueva York) no representó peligro para el aterrizaje; no obstante, el problema estuvo en el desembarque de los pasajeros, dada la gran altura del avión y a que el segundo piso es aun más alto y requiere túneles especiales, recoge Forbes.

Para salir del problema del desembarque, se utilizaron escaleras externas, reporta Fox News, que agrega que la aerolínea les suministrará a los pasajeros transporte terrestre para llevarlos a Nueva York, mientras que el gigante del aire, apenas el clima lo permita, volará a JFK, cargará combustible y regresará a Alemania.