Allí se encontraba transmitiendo Eurosport, cuando los periodistas se vieron sorprendidos por la avalancha de futbolistas suecos que le lanzó sobre ellos.

La mesa de transmisión quedó destruida, pero esto importó para los eufóricos jugadores que siguieron saltando por el logro de derrotar en el repechaje a la cuatro veces campeona del mundo.

Cabe recordar que Suecia también eliminó a Holanda, otra de las grandes ausentes de Rusia 2018.