En el afiche ideado por el artista local Igor Gurovich aparece la figura del guardameta, que atajó con la Unión Soviética en los mundiales de Suecia 58, Chile 62, Inglaterra 66 y México 70, mientras hace una estirada y atrapa una esférica cuya mitad es un balón y la otra es el territorio del país visto desde el espacio.

Su indumentaria es la clásica que lo dio a conocer a mediados del siglo XX. De esa manera sigue la corriente ‘retro’ que ha caracterizado la antesala del campeonato, con un balón y camisetas que evocan épocas del pasado.

“Para nosotros era muy importante representar a Rusia como país anfitrión en el póster oficial. Por eso se eligió a Lev Yashin, un símbolo del fútbol ruso, como principal figura”, destacó Vitaly Mutko, presidente del comité organizador del Mundial, a la página oficial de Fifa.

El artículo continúa abajo

Por su parte, la secretaria general de la entidad Fatma Samoura destacó: “Nos sentimos orgullosos de este hermoso activo, una referencia que retrata un símbolo tan importante y celebra la llegada del torneo a tierras rusas”.

El metro de Moscú fue el lugar elegido para presentar el afiche, último emblema oficial de la Copa del Mundo que faltaba por conocerse.