Gucci se aburrió de que la 'chiveen'

Por eso, la filial estadounidense de la casa italiana de bolsos y ropa se retiró de la Coalición Internacional Antifalsificaciones.

 
www.replicaschinas.com

La decisión se tomó después de que la entidad, con sede en Washington, permitiera en abril la incorporación del gigante chino del comercio electrónico Alibaba.

Según recoge el diario oficial chino Shanghai Daily, Gucci América se suma a la decisión que también tomo el diseñador neoyorquino Michael Kors, que salió del organismo tras calificar a Alibaba, que en 2014 hizo en Wall Street la mayor salida a bolsa de la historia, como “nuestro adversario más peligroso y dañino”.

En el caso de Gucci, que pertenece al grupo francés del lujo Kering, la compañía participa, junto a otras marcas de su matriz, como Balenciaga, como demandante en una querella presentada contra Alibaba en un tribunal federal de Nueva York hace justo un año.

Temas relacionados:

Las firmas del grupo Kering acusan a Alibaba de fomentar y lucrarse a sabiendas con falsificaciones de sus productos que se comercializan en sus portales de comercio electrónico, aunque la compañía china rechazó esa responsabilidad.

El año pasado Alibaba tuvo semanas de tensión con la Administración Estatal de Industria y Comercio de China (SAIC), que acusó a la compañía de permitir el comercio de numerosos productos falsos o de mala calidad, aunque la firma lo negó y dijo que le es imposible luchar contra el problema sin ayuda de las autoridades.

Ambas partes acordaron que Alibaba comparta los datos de transacciones de sus portales con las autoridades chinas de supervisión de la calidad, ya que la compañía no puede actuar contra una empresa o un particular que utilicen sus portales mientras no haya una queja formal por parte de algún usuario.

El hecho es que existe un mercado para los productos falsos”, explicó a Efe entonces Wang Gao, codirector del Centro para la Globalización de las Empresas Chinas de la Escuela Internacional de Negocios China-Europa de Shanghái (CEIBS).

De esta manera, dijo, “en muchos casos hay un acuerdo consentido entre el vendedor y el comprador, que sabe lo que está comprando, así que no va a protestar”.

“Alibaba también tiene su parte de responsabilidad, porque es consciente de la situación”, matizó Wang, “pero carece de todas las armas necesarias para controlarla”.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Fuentes

  • - EFE

Comenta con Facebook: