El hecho se presentó cerca de las costas de Nantucket, Massachusetts, cuando un cachalote albino atacó a la tripulación del Pequod. Esta es la historia de la obsesión del capitán Ahab, uno de los principales personajes de Herman Melville en Moby Dick.

Luego de perder su pierna, el marinero perdió completamente la razón. Su obsesión, su vicio más grande, fue encontrar a este monstruo marino que lo había perjudicado y causarle mayores agravios de los que él había sufrido.

Entre los balleneros de la región Moby Dick siempre había sido una obsesión, ya que no solamente había cercenado al capitán Ahab, sino también a otros marineros que intentaron cazarlo. Este cachalote hundió varias embarcaciones en el pasado, cobrando la vida de muchos hombres.

El artículo continúa abajo

Un joven tripulante del Pequod, Ismael, contó que el capitán andaba con una pata de palo, pero no de madera, sino hecha de hueso, al parecer de la mandíbula de un cachalote que asesinó en su incansable búsqueda de aquel leviatán blanco.

Pero, ¿cuál es el precio de la venganza?

Ni todo el oro del mundo apaciguaría al capitán Ahab. Su sed de sangre era tan grande como los océanos por los que persigue a esta criatura de las profundidades, la cual se tragó su extremidad hace años, arriesgando la vida de su tripulación y su barco.

¿Podrá el capitán atrapar a Moby Dick?, ¿o su venganza contra el animal lo hará perder la pierna que le queda y conducirá a sus compañeros de aventura a su fin?

Si quieres conocer cómo terminó la historia del capitán Ahab y Moby Dick, ingresa aquí.

#LeeLoQueQuierasPerLee