Diarios del país destacan en sus editoriales el acuerdo de paz

Sin embargo, el considerado periódico más influyente, El Tiempo, no dedica al tema una línea en su espacio de opinión.

 
Alias 'Iván Márquez'.
AFP

La gama de puntos de vista desde donde la mayoría de impresos abordan el acuerdo comienza por darle un valor histórico sin precedentes al anuncio de Gobierno y Farc de que todo está acordado y va hasta la invitación expresa a la ciudadanía a participar activamente en el plebiscito programado para el 2 de octubre. El Tiempo aborda en sus dos editoriales los casos de los médicos falsos y la tragedia del estadio de Neiva.

Sea cual sea el sentido del voto de los colombianos (por el ‘sí’ o por el ‘no’), la responsabilidad de los medios en la formación de la opinión pública es más importante por la evidente desinformación (muchas veces provocada por sectores desafectos al proceso) o ignorancia que hay con respecto al tema.

En este caso, lo que plantean los principales diarios del país constituye un termómetro que permite vislumbrar un ambiente de favorabilidad para con el acuerdo entre el Gobierno y las Farc, aunque con algunas reservas, y la convicción de que son los ciudadanos los que tienen la última palabra.

Por eso, la insistencia de esos medios en que los colombianos deben conocer (leer) el acuerdo para que se produzca un voto informado en el plebiscito.

“Hay mucho que celebrar y que reconocerle a este proceso”: El Espectador

Eso, independientemente de lo que suceda de ahora en adelante, asegura este diario en su editorial. Y destaca la importancia de este acuerdo porque la paz ha estado en la agenda de todos los presidentes, lo cual se vio con las treguas que Belisario Betancur logró con las Farc, el M-19 y el Epl; con la desmovilización del M-19 durante la Presidencia de Virgilio Barco; con la desmovilización del Prt, el Epl, el Movimiento Armado Quintín Lame y la Corriente de Renovación Socialista durante el gobierno de César Gaviria, así como su fracaso en las negociaciones con la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar (unión de Farc y Eln); con los acercamientos infructuosos de Ernesto Samper; con los diálogos del Caguán de Andrés Pastrana; con la desmovilización de los paramilitares de Álvaro Uribe y sus intentos fallidos de acercamiento con las Farc y el Eln. “Que hoy podamos decir que por primera vez en la historia hay un acuerdo definitivo con las Farc para poner fin al conflicto es un homenaje a todos esos intentos fallidos y éxitos progresivos”.

“Los acuerdos finalizados marcan un hecho histórico importante”: El Colombiano

“Nunca había sido posible alcanzar ninguno con las Farc. Y los logrados con otros grupos guerrilleros no tenían los alcances de estos negociados en La Habana”, dice el diario antioqueño en su editorial. Advierte, eso sí, que los alcances del acuerdo quedan disponibles para “la lupa ciudadana y el ejercicio consciente del deber cívico de entender qué es lo que el pueblo puede refrendar en octubre”. Relaciona, sin embargo, aspectos que dejan un mal sabor: que el ‘cónclave’ final en La Habana tenía la finalidad de cerrar el acuerdo con toda prisa; el afán de figuración de funcionarios y senadores, “trinando eslóganes cuando debían estar revisando las cláusulas finales”; la ausencia total en el discurso de las Farc de cualquier mensaje o voluntad de pedir perdón a sus millones de víctimas. Ese medio, además, presenta una campaña informativa y pedagógica “para coadyuvar en este ejercicio de participación que implica construir un voto informado, libre, sereno y consciente”.

“Colombia amaneció con la certeza de terminar un conflicto de 50 años”: El País, de Cali

Si bien falta la pregunta del plebiscito, “ya puede afirmarse que de manera formal empezó la recta final para que sus ciudadanos en capacidad de votar decidan si aprueban o no el acuerdo”, destaca este medio caleño en su editorial. “Es el momento de reconocer que con la ceremonia de ayer en La Habana empezó a convertirse en realidad la posible desaparición de las Farc como grupo armado generador de terror y destrucción”, destaca, y agrega que lo que la ceremonia de La Habana mostró es mucho más que un símbolo: “Luego de cincuenta y dos años de violencia fratricida, y después de muchos muertos y destrucción, las Farc aceptaron de manera pública el compromiso de cesar para siempre esas prácticas inhumanas y criminales. A cambio, el Estado aceptó garantizar su integración, a permitir su participación en política. De ese acuerdo surge también la posibilidad de debatir de manera democrática asuntos como la propiedad de la tierra y la erradicación de los cultivos ilícitos”.

“Es un paso histórico, que puede tener una repercusión sin precedentes”: El Heraldo

El acuerdo pone al país más cerca que nunca de cerrar la página más larga y dolorosa de su historia, plantea el diario barranquillero en su editorial. “Nunca antes se había estado tan cerca de terminar el conflicto interno más largo del hemisferio, cuyas víctimas se cuentan por millones sumando a muertos en acciones, desaparecidos, secuestrados, mutilados por minas, extorsionados y desplazados”, agrega, y admite que es comprensible que “desde distintos sectores se mantengan fuertes reservas frente a la inclusión en la sociedad civil de un grupo alzado en armas que tanto daño le ha hecho al país”. El texto también incluye la manifestación de una preocupación que comienza a rondar en el país: “En un día como hoy, es importante tener conciencia de que la paz no es un mero documento que firman dos viejos rivales, sino una construcción que demanda el compromiso de toda una sociedad que se ha visto afectada por el enfrentamiento”.

“Es un paso fundamental en el camino del anhelado bienestar social y económico”: La República

“Este proceso de paz, esquivo para todos los gobiernos que antecedieron la administración Santos, es la cuota inicial de un país en franco crecimiento y en reconstrucción de un tejido social mucho más incluyente en donde quepan todas las vertientes de los nacidos en el amplio territorio nacional”, sostiene este diario económico en su editorial. Para este medio, no hay una mejor inversión económica que la construcción real de un país en paz. “El dividendo de esta realidad llegará por añadidura de las inversiones sociales que debe hacer el Estado para consolidar los acuerdos y llegar con su presencia a esos rincones en donde se incubó la delincuencia y se hizo fuerte de la mano del narcotráfico”.

“Ahora la suerte del proceso está en manos de los colombianos”: Vanguardia Liberal

Es la mayoría que se exprese por el ‘sí’ o por el ‘no’ la que determinará el camino por seguir en los años venideros, afirma el diario bumangués en su editorial. “Es necesario que el proceso de votación del plebiscito se lleve en los términos más responsables que sea posible, que los partidos sirvan más para instruir que para presionar y que los ciudadanos traten de conocer por sí mismos los pormenores de los acuerdos para que en la decisión final intervenga mucho más la razón que la emoción”, advierte. “Se llega a un momento histórico por dos razones principalmente, porque se logró lo que hace solo cuatro años parecía impensable y es acordar la paz con la guerrilla más numerosa de Colombia, y también porque, por empeño del Presidente y sin que las normas legales o constitucionales se lo impusieran, pone ahora todo en manos de los ciudadanos para que, mediante plebiscito, exprese soberanamente su voluntad”.

“Ya no hay excusa para no materializar el sueño de la paz y apoyar con el sí lo acordado”: La Opinión

“Hay oportunidad de dar pasos atrás, claro, pero quizás ningún colombiano sensato esté dispuesto a ser el primero en desandar lo andado”, asevera el diario cucuteño en su editorial. Aparte de esta invitación abierta a votar por una de las opciones en el plebiscito, este medio destaca que el reconocimiento debe hacerse extensivo a miembros de los dos equipos negociadores, y a los asesores. “Fue un triunfo de la persistencia de las dos partes. Tanto el Gobierno como la guerrilla lograron su propósito de alcanzar un acuerdo que ponga fin a la guerra de más de medio siglo en la que perdimos todos los colombianos. Sin excepciones. El reconocimiento debe hacerse extensivo a todos los miembros de los dos equipos negociadores, y a los asesores, pues su contribución permitió superar los contratiempos lógicos de este tipo de negociaciones, y darle piso mucho más sólido a la estructura de la paz que se construirá a partir de ya”.

“Serán necesarios algunos sacrificios para permitir que la paz pueda construirse”: La Patria

“Si el camino hasta ahora no ha sido fácil, el que se avecina tampoco lo será”, anticipa este diario de Manizales en su editorial. “Lo que parecía imposible hoy es realidad, pero todavía quedan muchas dudas hacia el futuro que tendrán que resolverse por caminos alejados de la violencia”, continúa el texto. Para este medio, cada colombiano, “con desprendimiento”, tiene ahora el reto de abrir los brazos a quienes saldrán de la guerra con el objetivo de construir entre todos un país decente. “Este es el mejor acuerdo posible, como bien lo dijo el jefe negociador del Gobierno, el caldense Humberto De la Calle Lombana. Hoy es necesario reconocer que la decisión de negociar en medio del conflicto, con total prudencia y hermetismo y con la determinación de que nada estaba acordado hasta que todo estuviera acordado fue exitosa”.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: