Algunas actitudes poco estratégicas de las Farc que aprovechó el No

Una conclusión sobre la que deben tomar nota es que para hacer política no se puede ser arrogante.

 
Estaba 'Timochenko' muy confiado con el Sí
AFP

La respuesta destemplada al Fiscal por tema de bienes ilícitos

Cuatro días antes del plebiscito, el Fiscal Néstor Humberto Martínez les planteó a los miembros de las Farc que tendrían que divulgar la lista de bienes de origen ilícito antes de que entrara en vigencia el acuerdo de paz, o de lo contrario, podrían ser parte de procesos en la justicia ordinaria y no en la jurisdicción especial de paz.

En respuesta, el negociador de la guerrilla, Jesús Santrich, le sacó en cara los presuntos nexos con empresas vinculadas al paramilitarismo, en un tono que no gustó a una gran mayoría de los usuarios de las redes sociales.

Pocas horas antes del plebiscito, las Farc enmendaron el mensaje y anunciaron que entregarán los bienes para reparar a las víctimas, en un momento en el que los medios masivos no le podían dar tanto despliegue.

El ‘ofrecimiento de perdón’ en el discurso de Cartagena

Más de una crítica le cayó al jefe de las Farc, Timoleón Jiménez, con su discurso en Cartagena en el que ofreció perdón en vez de pedir perdón.

Aunque el sentido de la intención era el mismo, para muchos, es una forma velada de eludir la plena responsabilidad por ataques violentos que sembraron de terror a la población.

En una publicación ante la enorme cantidad de consultas de usuarios de redes, la Real Academia de la Lengua precisó que ofrecer y pedir son dos cosas diferentes y que el perdón se pide, si hay arrepentimiento.

El perdón tardío en Bojayá y La Chinita

Dos días antes del plebiscito, las Farc tuvieran el gesto de acudir a dos de las comunidades más afectadas por acciones armadas. En Bojayá, Chocó, en donde las Farc causaron 79 muertes, ‘Iván Márquez’ dijo que su organización estaba sinceramente arrepentida por el dolor causado.

En La Chinita, un barrio d Apartadó, en donde murieron 35 civiles de la más humilde condición, ‘Márquez’ dijo que ponía la cara a la comunidad afectada, así el secretariado de su organización no hubiera dado la orden de atacar.

Fueron apenas dos momentos, tardíos para muchos, e insuficientes.

La entrevista de ‘Romaña’

Henry Castellanos, alias ‘Romaña’, cerebro de los secuestros masivos de civiles, conocidos como las pescas milagrosas, dio pistas de lo poco que conoce los acuerdos que firmó y de la baja sensibilidad que tiene frente al dolor que causó con sus actividades.

En una entrevista en La Silla Vacía, ‘Romaña’ no tuvo problema en considerar que estas prácticas son amnistiables por tratarse de delitos conexos al de rebelión, en contra de las normas de la Corte Penal Internacional.

El apoyo al aborto

Una semana antes del plebiscito, las Farc fijaron su postura sobre el aborto, que le dio bastantes argumentos a quienes consideran que los acuerdos pretenden imponer la ideología de género en Colombia.

‘Olga Marín’, integrante del equipo de negociadores de la guerrilla, dijo que su organización está de acuerdo con esa práctica, que actualmente despierta un fuerte rechazo de sectores religiosos.

El lenguaje incluyente en el acuerdo de paz

El lenguaje inclusivo complica el ya de por sí denso texto de 297 páginas y, como dicen académicos, imposibilita su comunicación efectiva.

Las repeticiones innecesarias de términos en masculino y femenino dificultaron la lectura de los textos, lo que pudo alejar a muchos votantes que genuinamente quisieron hacer la tarea correctamente. Esta manera de escribir también es un argumento que esgrimen quienes creen que los acuerdos van contra la familia y las tradiciones.

Las divergencias sobre la fecha del traslado a las zonas de concentración

Los electores que iban a participar en el plebiscito se confundieron cuando escucharon que las Farc iban a comenzar su desplazamiento a las zonas de concentración cuando fuera aprobada en el Congreso la Ley de Amnistía y no luego de la frustrada aprobación de los acuerdos en el plebiscito.

Para los críticos fue una muestra de la falta de voluntad de las Farc de cumplir los acuerdos. Para los negociadores, apenas una interpretación de un plazo general que tiene una vigencia de 180 días. O tenía, pues el triunfo del No les dio la razón, pues la movilización evidentemente no podía comenzar este lunes.

El castrochavismo en primera fila en Cartagena

No gustó para nada a los críticos de los acuerdos la presencia de Nicolás Maduro, Raúl Castro y Piedad Córdoba en la primera fila de la firma de los acuerdos en Cartagena el lunes pasado. Es la evidencia que buscaban sobre la entrega del país al ‘castrochavismo’.

Funcionó que el expresidente Uribe dijera que la firma era un ‘show’ mediático.

AFP

El puño de Timochenko en discurso en Cartagena

AFP

En redes no cayó bien el discurso triunfalista del jefe de las Farc al señalar que las Farc ganaron la paz. Fue el entusiasmo de la firma del acuerdo, pero para muchos es una prueba de que no consideran que el conflicto fue una tragedia.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: