Nadadora japonesa de 101 años entrena para competir en Tokio-2020

Mieko Nagaoka se encamina hacia los 102 años y ya ha conquistado en el agua varios triunfos mundiales en su categoría y edad.

 
Mieko Nagaoka, nadadora de 101 años.
AFP
MÁS DE RIO 2016

Pero no tiene pensado aún emprender la jubilación. Esta vitalista mujer que rebasa el siglo de vida se plantea mejorar varias marcas antes de los Juegos de Tokio en 2020.

“Estoy en plena forma”, señala en una entrevista a la AFP después de haber nadado los 400 metros estilo libre en 26 minutos y 16 segundos, en una competición organizada por la Asociación nipona de natación en Chiba, a las afueras de la capital.

“El secreto es comer bien y estar activos. No es bueno estar sentados a mi edad. Quiero seguir nadando hasta los 105 años, y más allá”, añade esta nativa de Yamaguchi, en el suroeste del archipiélago, que ha visto 22 citas olímpicas a lo largo de su vida.

Ese día Nagaoka, ataviada con un gorro blanco y un coqueto bañador negro y naranja sólo llegó 17 minutos después del ganador, el ‘joven’ Etsuko Azumi, de 80 años.

Con los lógicos problemas auditivos, no escuchó los gritos del público cuando terminó su octavo y último largo de la piscina, cuando se disponía a realizar uno extra antes de que los jueces la apercibieran del final de la prueba.

AFP

‘Solo una competición más’

“Es solo una competición más”, sonríe Nagaoka después de vestirse una chaqueta rosa claro y un sombrero a juego que ilumina aún más su rostro.

“Nadar me hace feliz, por eso lo hago. Cuando nado estoy en mi pequeño mundo”.

Junto al corredor Hidekichi Miyazaki, de 105 años y en el libro Guinness de los récords, Nagaoka es un ejemplo para las personas mayores de Japón, país con una de las esperanzas de vida más elevadas del mundo.

Pero su registro de ese día dista de su récord del mundo de 16 minutos, 36 segundos establecido dos años atrás.

Hace un rato que sus rivales en el agua están ya fuera de la piscina cuando ella sale del agua en medio de una atronadora ovación.

Nueve récords del mundo

“Voy a seguir nadando tan rápido como pueda”, señala la veterana nadadora, que ostenta varias marcas mundiales entre 100 y 104 años, entre ellas los 1.500 m nado libre, una distancia que la mayoría de personas de su edad no podrían recorrer a pie. “Seguiré mientras viva”, certifica.

Nacida en 1914, pocos días después del inicio de la Primera Guerra Mundial, no deja de sorprender a su entrenador y a su familia.

“Su actitud ante la vida es simplemente escandalosa”, indica con orgullo su hijo Hiroyuki, de 76 años. “Ella rechaza respetar las normas. Sólo acepta los alimentos más exquisitos y pone mala cara a todo lo que no le gusta. Aceleró desde los 90 años y desde entonces récord tras récord”.

Nagaoka se entrena tres veces a la semana en Yamaguchi, bajo la dirección de su entrenador Shintaro Sawada. “Al principio pensé que bromeaba cuando decía que nadaría después de los 100 años”, señala su técnico.

“Nunca vi una cosa así. Come cuando quiere, duerme cuando quiere. Es testaruda como una mula y con una voluntad formidable”.

“¡Es la madre más increíble del mundo!”, proclama su hijo.

Alastair Himmer / AFP

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Fuentes

  • - AFP

Comenta con Facebook: