De una infancia difícil al oro olímpico, la historia de la gimnasta estrella de Río

Simone Biles, la joven norteamericana que ha sorprendido al mundo, ha luchado desde su niñez por ser la gran deportista que es hoy.

 
Simone Biles
Getty Images
MÁS DE RIO 2016

Tiene 19 años, mide 1,45 metros, pesa 47 kilos y ha sido una sensación en la gimnasia artística de Río 2016, donde ya ha cosechado dos oros, uno por equipos y otro en el ‘all around’.

No obstante, Biles ha tenido que luchar mucho para llegar a los podios en los que se ha subido.

BBC Mundo reseña que, a los tres años, los servicios sociales de Columbus, Ohio (Estados Unidos), la rescataron junto a sus tres hermanos. Sus padres, Shanon Biles y Kelvin Clemins eran adictos al alcohol y las drogas.

El papá de Shanon, Ronald Biles, y su esposa se quedaron con la custodia de las dos menores, Simone y Adria. Mientras que sus dos hermanos mayores, Tevon y Ashley, se fueron a vivir con la hermana de Ronald.

La joven sigue en contacto con su madre biológica, pero, destaca BBC Mundo, cuando pequeña se preguntaba cómo hubiera sido su vida si nada de eso hubiera ocurrido.

A veces, todavía me pregunto si mi madre biológica se arrepiente y querría haber hecho las cosas de manera diferente, pero evito plantearme estas preguntas porque no las tengo que responder yo”, dijo la gimnasta.

Shanon sigue las competencias de Simone desde su casa en Columbus, Ohio y se comunican en fechas especiales. Por su parte, el padre de Biles no tiene contacto con la joven, pero sí con su madre.

Cuando hablo con Simone, es una conversación corta, como, ‘Te extraño, te quiero, no puedo esperar para verte, estoy orgullosa de ti, te estoy viendo, ¡vamos chica![…]. Quiero decirle qué fue lo que realmente sucedió cuando era más joven pero sigo esperando el momento correcto”, señala Shanon al Daily Mail.

nothing better than throwback pics ❤️

A photo posted by Simone Biles (@simonebiles) on

biles family ❤️

A photo posted by Simone Biles (@simonebiles) on

{it takes a big heart to teach little minds} love momma biles so much ❤️

A photo posted by Simone Biles (@simonebiles) on

La gimnasia llegó inesperadamente

Fue en un viaje de la escuela a un centro de gimnasia artística, que no estaba planeado. A los 6 años, Simone demostró su destreza para realizar piruetas. Dos años más tarde, Aimee Borman la descubrió y, desde entonces es su entrenadora.  

Se dedicó tanto a esta disciplina que en 2012 decidió dejar la escuela y comenzó a estudiar desde su casa, aumentando su entrenamiento a 32 horas semanales, indica BBC Mundo.

Su esfuerzo la han llevado a ganar 10 títulos mundiales y ser la primera gimnasta en la historia en ganar tres campeonatos mundiales consecutivos.

Igualmente, su historia en Río aún no termina, pues podría ganar seis medallas más en cada uno de los aparatos que componen el programa.

2016 Olympic Team GOLD Medalist

A photo posted by Simone Biles (@simonebiles) on

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: