La pareja de famosos se dirigía el martes 26 de diciembre a la capital japonesa para comenzar sus vacaciones cuando el capitán de la nave de Nippon Airways anunció la decisión de volver al aeropuerto de Los Ángeles para dejar que se bajara el pasajero que no pertenecía a ese vuelo, reporta The Sun.

Este es uno de los mensajes que la modelo les envió desde el avión a sus seguidores en redes sociales:

Por su parte, la aerolínea emitió un comunicado, reproducido por Los Angeles Times, en el que explicaba lo ocurrido: “Durante el vuelo, la tripulación se dio cuenta de que uno de los pasajeros había abordado el vuelo equivocado y de inmediato le notificó al piloto”.

El artículo continúa abajo

Y el comunicado da una explicación de por qué se tomó esa decisión, que se aduce a temas de seguridad: “Como parte de los procedimientos de seguridad de la aerolínea, el piloto al mando decidió volver al aeropuerto de origen, donde se desembarcó al pasajero”, al tiempo que informó que se adelanta una investigación para averiguar cómo se presentó la confusión.

La aerolínea se disculpó y dijo sentirse muy orgullosa de su excelente servicio, pero admitió que en este vuelo, dicho estándar falló.

El vuelo volvió a despegar poco después de dejar al (¿distraído?) pasajero y cargar combustible, y retomó el viaje de 12 horas a Tokio.

El medio ABC13 reporta que la modelo Chrissy Teigen lamentó lo sucedido, pero también se puso en los zapatos del viajero que se equivocó y dijo: “Pobre pasajero, debe sentirse muy mortificado”.