Maía rememora los años en que estuvo sumida en el alcohol y en la quiebra

Todo por una depresión que la cantante tuvo cuando su fama disminuyó, después de sus exitosas canciones ‘Niña bonita’ e ‘Ingenuidad’.

 
Maía, cantante colombiana.
Maía, cantante colombiana. / Instagram maiamusical.

La confesión la hizo la cantante barranquillera Maía en el programa ‘Se dice de mí’ de Diva Jessurum.

Más noticias

De acuerdo con Maia, la forma en que la veía la gente y las exigencias comerciales que le hacía su entonces disquera, que no iban con lo que era ella, hicieron que su situación empeorara y, de un momento a otro, su carrera musical comenzó a desmoronarse, el dinero se le acabó, tenía deudas, cambió de equipo de trabajo y se sumió en la tristeza:

Que la gente piense que era una bobita era para mí algo desconcertante porque estudié [además de cantante, soy ingeniera mecánica], sé tres idiomas [alemán, inglés y español] y viajé. Me alejé de los escenario porque [según la industria] yo solo tenía que componer y existir para la música y, neh, eso no es así. No volví a sacar un disco sino hasta el 2012 [duré 7 años alejada de la música]. Me tocó devolver mi apartamento, meter todo lo que tenía en Bogotá en una bodega y ponerle la cara a las deudas. Me fui para Barranquilla, estaba pasando un momento de depresión muy difícil”.

En fotos….

A photo posted by MAÍA (@maiamusical) on

Para pasar ese mal momento, Maia confesó al programa que se refugió en la rumba, pero eso solo le trajo más situaciones negativas a su vida:

Comienzo a ser un magneto de cosas negativas, a estar con personas que no son chéveres. A estar en rumbas hasta altas horas de la noche, sin ni siquiera por qué estaba ahí. A consumir licor como una loca porque era más chévere estar borracho que sobrio”.

Mi fitz del alma! @fitoguitarlover

A photo posted by MAÍA (@maiamusical) on

Así pasó un largo tiempo hasta que, al final, tuvo un salvavidas, sus padres, que la ayudaron a salir de la crisis existencial y económica que atravesó:

Probé de todo, pero mi problema no eran las drogas, era el licor, porque el licor está en todos lados. Estaba mal con mis padres. Ellos estaban en un estrés espantoso porque siempre había sido una niña 1A. Hasta que, de un momento a otro, estaba viviendo en Barranquilla en la casa de mis papás, comencé a tener un orden que no fue nada fácil, tenía recaídas de depresión, pero mis padres fueron absolutamente maravillosos… Yo recuerdo que, cuando comencé a trabajar otra vez, mi father me dice: ‘Hijo pródigo vuelve a casa’”.

#HeTenidoQueAprender …

A photo posted by MAÍA (@maiamusical) on

En la entrevista Maía además habló de sus amores, los que ha tenido y los que le han inventado, entre otros con Maluma y el exprotagonista de Novela Sebastián Tamayo. También relató los momentos en que ha puesto en riesgo su salud por la música y otras historias de su vida, como se puede escuchar en un video de ‘Se dice de mí’, publicado por Caracol.

Ni con el pétalo de una rosa! #nomas violencia en contra de la mujer por Diosssss!

A photo posted by MAÍA (@maiamusical) on

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: