“No me siento un mito, pero sí soy una puta leyenda viviente”: Nacho Vidal

El actor lleva 22 años en la industria del porno, ha tenido relaciones con más de 3.000 mujeres y durante 7 años grabó 4 escenas diarias.

 
Los Informantes

Está próximo a cumplir 43 años de edad, la mitad de ellos dedicados al porno, y cree que ya es el momento de un cambio en su vida “porque aquí ya el culo me pica”, contó al programa Los Informantes.

Lea sobre este tema:

Ignacio Jordà González, su verdadero nombre, es el menor de 5 hermanos, abandonó el colegio porque los libros no le iban bien con su personalidad y cuando apenas tenía 20 años, enamorado perdidamente de una prostituta, inició su carrera en un teatro bar de Barcelona en donde practicaba sexo libre ante más de 300 personas.

“Éramos 4 parejas y yo fui al único que tuvo una erección (…). Para esa gente era un trabajo, para mí era curiosidad”, contó Vidal quien, gracias al respaldo del también actor Rocco Siffredi, se convirtió en una vaca sagrada de la pornografía en la meca del cine porno de Estados Unidos, Los Ángeles (California).

Yo llegué sin hablar inglés, sin conocer absolutamente a nadie y llegué siendo el actor mejor pagado, el que más trabajaba y por eso todos me odiaban”, explica el actor.

“Antes de empezar a rodar ya estoy haciendo el amor con la chica”, dice para explicar que la pasión es la base del éxito profesional y de su popularidad tanto en mujeres como en hombres.

“No me siento un mito, pero de vez en cuando le digo a alguien: te acabas de acostar con una puta leyenda viviente” y se hecha a reír. Dice que jamás se ha medido el pene, pero si está seguro que a él lo conocen como al hombre de los 25 centímetros, resaltó el programa.

Nacho2

El cine para adultos lo convirtió en un hábil empresario capaz de vender su marca personal en condones, lubricantes, colonias y hasta un vibrador que tiene la forma de su miembro viril, tiene un restaurante en una isla, varios apartamentos en Bogotá, una finca en Valencia en donde tiene una recua de caballos finos y su propia productora de cine.

No cree en Dios, monta en bicicleta todos los días, fue boxeador profesional y militar; sufrió un accidente en sus genitales que por poco lo saca de la industria y se recuperó a base de masajes; ahora dice que siente erecciones como si tuviera de nuevo 16 años, dijo al programa periodístico.

Nacho Vidal está buscando otras alternativas artísticas y por ahora explora el teatro como una posibilidad en la que, por fin, su familia y sus hijos lo puedan ver sin reservas.

No me freno en nada (…) no me voy a frenar de hacer otras cosas que no tengan relación con la pornografía”, afirmó el actor español.

Pronto espera hacer parte de una telenovela colombiana y desde ya deja entrever el tipo de personajes que interpretaría: “A mí me encanta hacer papeles de malo; yo he dicho que los buenos aburren y que los guapos también aburren”, dijo y resaltó que lo hará porque en Colombia “me han tratado muy, muy, muy bien, exageradamente bien”, concluyó.

También le puede interesar:

 

 

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: