Ser asquienta y celosa, las razones por las que Margalida Castro renunció al matrimonio

Aunque se casó dos veces, desde hace muchos años decidió que prefería quedarse sola por su propio bien.

Margalida Castro
Margalida Castro| Captura de Facebook

“Yo fui extrema asquienta y fui extrema celosa… o sea, no tuve marido, sino víctima”, admitió la actriz santandereana, de 73 años, en el programa ‘La Red’.

Su primer marido fue un profesor de actuación y el segundo un venezolano, y de ninguno guarda recuerdos o fotografías.

“El primer esposo fue un hombre violento. Quedaron mis 2 hijas que son mis obras de arte. Yo me casé muy joven. Me masacró y me volvió muy fuerte”.

El artículo continúa abajo

Sin embargo, todo cambió cuando decidió darle una nueva oportunidad al amor. “Después yo masacré a mi segundo esposo, que es el que realmente significó la parte bella y hermosa del amor en mi vida”, explicó.

A este hombre lo conoció en una clínica mientras ella se recuperaba de algunos problemas mentales. “Él estaba allá por alcoholismo y yo creo que por infantilismo porque se dejó masacrar completamente por mí… Nos volamos, hicimos un matrimonio de mentiras para que mi mamá y mi papá vieran que estábamos casados”.

El matrimonio duró 6 años y para ella “fue el evento más maravilloso” que le ha pasado en la vida, sin embargo por sus celos y por ser tan asquienta, la relación se derrumbó.

“Compré binóculos porque desde mi piso yo alcanzaba a ver el supermercado que quedaba al frente. Cuando él salía a comprar algo, cuando yo lo dejaba, con los binóculos miraba si hablaba con la cajera, si miraba a la de acá, si salía directo”.

Pero lo peor llegó después. Margalida relató que sufría de insomnio y que la falta de sueño la llevó a una crisis mental que derramó el vaso en su relación.

“Mi marido tenía un martillo para poner una puntilla en la pared y yo supuse que me iba a matar a martillazos. Entonces, sin que se diera cuenta, me volé y llamé a la policía y dije: ‘Habla Margalida Castro, hay un venezolano indocumentado en mi casa y me va a machucar a martillo’. Motivo por el cual llegó la policía, lo agarraron y lo deportaron para venezuela. Él no alcanzó a hacer nada y yo fui a dar al manicomio por la falta de sueño y así se acabó nuestro bellísimo amor”.

Después de eso, él intentó contactarla de nuevo y volver a Colombia, sin embargo, Margalida le colgaba y lo amenazó diciendo: “Vuelves a Colombia y te vuelvo a echar la policía”.

“Me dolió muchísimo saber que no volvería a ver a esa belleza de hombre que me había amado tanto, pero preferí eso y romper con todo y evitar que con esos celos me hiciera daño yo”, admitió.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error