José Manuel Ospina, el hombre que convirtió sus desgracias en historias graciosas

El humorista habló con Pulzo sobre su historia artística, por qué terminó 'Ordóñese de la risa' y su nueva obra, 'Un hombre divertido'.

 
Diego González Orjuela - Pulzo

El artista ajusta su traje y se alista para salir al escenario del Teatro Santa Fe, de Bogotá, mientras recuerda cómo empezó todo, 26 años atrás en Sábados Felices: “Fui el primer ganador de diez programas de cuentachistes”.

Un par de años después vino ‘No me lo cambie’, la ventana para que José Manuel se diera a conocer, para que se mostrara como un artista para todo un país y que empezara a ser popular, relata Ospina, de esmoquin negro y camisa blanca, bajo las luces del camerino.

“Luego vino el teatro, vino ‘Ordóñese de la risa’, que fue la delicia, lo mejor que me pudo pasar en la vida”, apunta el hombre que llevó a la fama a personajes como el reportero Olinto Manjarrez. Pero todo lo que sube…

¿Por qué terminó ‘Ordóñese de la risa’?

Negocios, llegó la televisión privada y la persona que manejaba nuestro programa decidió que no debíamos ganar tanto, quiso negociarnos por la mitad de lo que ganábamos y pues no se alcanzaba, eramos un equipo grande y como teníamos un negocio en que solo los podían sacar si bajaba el rating, este señor comenzó a cambiar el horario, a enfrentarlo (el programa) con Paquita Gallego (la novela de moda de la época), luego lo puso en otra franja sin anunciarlo ni nada, y claro, hasta que se bajó el rating y nos pudo sacar”.

Después, se dedicó a estudiar, viajó a Cuba, se especializó en música, teatro, cine, televisión y dirección de actores. Luego apareció en novelas, cuando evoca el papel que más lo marcó cambia el tono y lo pronuncia con particular seriedad: Jaime Garzón en la producción ‘Tres Caínes’.

Suena el tercer llamado en el teatro y volvemos al presente. Faltan minutos para la primera función de ‘Un hombre divertido’, que estará en cartelera jueves, viernes y sábados en el teatro Santa Fe, durante un mes (“o más si la gente quiere”), relatando lo feo que es nacer feo y que le digan feo, lo feo que es crecer y corroborarlo, lo feo que es casarse, lo feo que es separarse y lo feo que está pasando en esta etapa de su vida, que es el examen de próstata.

Antes de salir al escenario, José Manuel Ospina invita a los lectores de Pulzo a no perderse su obra.

Se abre el telón rojo, se encienden las luces del escenario, suenan los aplausos y aparece un personaje listo para contar —y cantar— sus tragedias convertidas en humor.

Por: Diego González Orjuela

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: