La relación entre Harry y Markle, que se conocieron en Londres, saltó a la prensa hace un año y se oficializó una semana después con un inusual comunicado en el que la Casa Real expresaba su descontento por “el sexismo” y “el racismo” contra la actriz en las redes sociales, y el “acoso” al que la sometió la prensa, un tema delicado desde que Diana murió perseguida por fotógrafos en un accidente de coche en París.

Y es que Meghan, además de enfrentarse a las críticas, carga con el peso de su trabajo como actriz en el que ha protagonizado escenas subidas de tono como la siguiente, que sigue sumando reproducciones en diferentes canales de Youtube.

El artículo continúa abajo

Como sea, Meghan y el príncipe Harry ya tienen planes de boda para la primavera de 2018 y los padres de la novia, Thomas Markle y Doria Raglanda, hicieron público un comunicado expresando su alegría por el enlace.

“Estamos increíblemente contentos por Meghan y Harry. Nuestra hija siempre fue una persona amable y cariñosa. Verla unida a Enrique, que comparte las mismas cualidades, es una fuente de alegría para nosotros como padres”, escribieron.

“Les deseamos una vida de felicidad, y estamos muy contentos por su futuro compartido”, concluyeron.

El hermano de Harry, William, y su esposa Kate, duques de Cambridge, que protagonizaron en 2011 la última gran boda real, dieron su bendición a la novia.

“Estamos muy contentos por Harry y Meghan. Ha sido maravilloso ir conociendo a Meghan y ver lo feliz que son ella y Harry”.

También la primera ministra Theresa May expresó “su más afectuosa felicitación” a los novios.

“Es un momento de gran celebración y alegría para dos personas enamoradas y, en nombre mío, del gobierno y del país, quiero desearles mucha felicidad en el futuro”, dijo May.

Con AFP