Las Hermanitas Calle y otros artistas que divirtieron a las Farc en el monte

Aunque los cantantes, muchas veces, sintieron miedo e intimidación, se presentaron ante la guerrilla cuando estaba alzada en armas.

Hermanitas Calle. Pulzo.com
Fabiola y Nelly Calle. | Hermanas Calle.

Fueron varios los músicos que accedieron a ir a la selva y cantarle a las Farc, reportó el programa de Caracol Televisión La Red. Pero solo unos pocos se atreven a aceptarlo públicamente, como Las Hermanitas Calle, Arelys Henao y Alexis Escobar, artistas de la música popular.

El famoso ‘Loko’ Quintero, difunto representante de la música de parranda, también entretuvo a la guerrilla en el monte, admitió su viuda, Consuelo Ruiz, al show.

Arelys Henao. Pulzo.com
Arelys Henao. / Instagram.
Gustavo 'El Loko' Quintero.  Pulzo.com
Gustavo ‘El Loko’ Quintero. / Captura de YouTube.
Alexis Escobar. Pulzo.com
Alexis Escobar / Instagram.

Los cantantes llevaron a cabo sus presentaciones ante el grupo subversivo por diferentes motivos. Por ejemplo, Las Hermanitas Calle lo hicieron porque las invitaban frecuentemente, y Arelys Henao, por su interés en divertir a los campesinos, con quienes se siente identificada debido a que nació en el campo.

“Estuvimos cantándoles mucho porque, la verdad, ellos nos tenían en cuenta para muchas presentaciones. Querían fiestas y nos invitaban siempre”, dijo Fabiola Calle al programa.

“Recuerdo que una vez me llamó una persona de las Farc y me dijo ‘quiero saber si vienes a cantar a San Andrés de Cuerquia, un municipio de Antioquia. Quiero saber de quien gustas, si del otro grupo (los paramilitares), de nosotros o de quien, para saber como te tratamos’. A mí me dio risa y le dije ‘no, mi corazón, la verdad es que a mí no me importa qué grupos hay en la región. Voy a cantarle a mi público, a mis campesinos, porque los amo”, manifestó Henao.

El artículo continúa abajo

Pero cantar ante las Farc no era una tarea fácil. En varias oportunidades los llenaba de temor, por posibles secuestros o amenazas.

“En un momento le dije ‘hermano, qué miedo esto por acá. Donde uno se descuide, lo secuestran’. Y me responde ‘no se preocupe papi que acá lo secuestramos solo nosotros. A usted no le va a pasar nada'”, contó Escobar.

“Me acuerdo de una anécdota en una finca en la que estuvimos. Eran las 8 de la mañana y casi con revolver en mano ‘esto no se ha acabado, ustedes tienen que seguir'”, relató la viuda del ‘Loko’.

“Me habían llamado y me decían ‘va o va’, y yo ‘claro señor, claro, con todo gusto'”, indicó Henao.

De acuerdo con La Red, los artistas acordaban sus presentaciones de palabra, sin ningún contrato. Además, algunas veces estas se prolongaban y ellos debían seguir.

“No se firma absolutamente nada. Ellos dicen ‘¿cuánto vale?, va a ir tal persona, o denos un número de cuenta’. Así se manejaba”, aseguró Ruiz.

“Le pagan al mánager como se acuerda. A veces consignan o, simplemente, citan al mánager en algún lado y le entregan (el dinero). La última vez que nos contrataron nos citaron en la oficina de un político muy importante”, sostuvo Henao en medio de risas. “Yo me reía de ver las ironías de la vida. Allá nos entregaron la plata”, añadió.

Asimismo, los músicos recordaron lo difícil que era llegar al monte a cantar:

“Arrancó la odisea desde que llegue a Yarumal. Ahí tenía que coger un carro hasta Angostura, y coger una chiva hasta la entrada de la vereda. Me recogieron dos niñas y me dijeron ¿’usted ve esa antena que hay allá arriba? Allá es el toque. Llegaron en un caballo. Arranco para arriba en el caballo, y nos demoramos dos horas y media para llegar”, afirmó Escobar.

“Nos tocó dos horas y media en bestia. Fue toda una aventura, nos reíamos. Solamente al otro día es que no había nadie en sano juicio. Dormí como unas dos horitas y me levanto, miro a mis músicos y me dicen ‘jefe, no hay en que irnos’. Yo me había prevenido y había comprado unos zapaticos de esos de plástico en el pueblo, porque soy del campo. Los mire a todos y les dije ‘no hay en que salir, pero con tres que me sigan me voy para el otro evento'”, dijo Henao.

“Muchas veces nos tocó irnos en bus, en burro, en caballo. A mí me daba mucho miedo porque no sé montar. Hubo una ocasión donde fuimos a una presentación y había que pasar un río. Llegó uno de ellos, nos pasaron en lancha y llegamos a un pueblo. Nos dijo que él era el jefe de la guerrilla. Yo le dije ‘Por Dios, ¿cómo así el jefe de la guerrilla si hay tanta policía?’ Él dijo ‘¿usted sabe que hace la policía aquí? ¿usted sabe qué significan los arbolistos de Navidad? Alumbran en las navidades, eso hacen ellos'”, señaló Calle.

 

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ ctrl.articles[index].author.owner.short_text }]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error