El método de pronóstico, que no es una encuesta, sino que incluye sondeos que contratan medios reconocidos (Yanhas, Centro Nacional de Consultoría, Guarumo e Invamer) y los resultados de las elecciones del pasado 11 de marzo, más encuestas hechas entre sectores políticos, deriva en una combinación de voto de opinión y voto de estructura (maquinarias) que da un resultado, explicó en la emisora César Caballero, director de Cifras & Conceptos.

El resultado de este martes no incluye la encuesta de Polimétrica (de Cifras & Conceptos), que se hará la próxima semana, ni la quinta encuesta del Centro Nacional de Consultoría (CNC) para CM&, publicada este martes por la noche, que vuelve a dar a Duque como ganador y le atribuye un leve repunte a Fajardo.

“Este modelo, más o menos, cada 15 días, con las nuevas encuestas y con la nueva realidad política, se irá ajustando, como sucede con el sistema de pronóstico de huracanes”, explicó Caballero. “Va diciendo: el huracán va para acá, pero se puede mover, porque esto no es una cosa fija; esto se va a ir moviendo”.

El ejercicio estableció que, en intención de voto, Iván Duque tiene un mínimo de 37,2 % y un máximo de 37,7 %, algo que es consistente con los hallazgos de las últimas encuestas, seguido por Germán Vargas Lleras, que tiene un mínimo de 18,2 % y un máximo de 21 %, y da un salto por encima de lo que venía registrando Gustavo Petro.

El artículo continúa abajo

Petro tiene un mínimo de 15,7 % y una máximo de 17,4 %, seguido de Sergio Fajardo, con un mínimo de 12,8 % y una máximo de 13,3 %, y Humberto de la Calle, con un mínimo de 5,9 % y una máximo de 6,3 %.

“No es simplemente un promedio”, resaltó Caballero. “Se incluye un tema de vejez de las encuestas: se toma el día de la elección, se cuentan los días que faltan, y la encuesta más reciente va teniendo un peso mayor, y las más antiguas van perdiendo peso”.

Agregó que en el método de pronóstico si hay una encuesta muy grande y una muy pequeña, pesa más la grande. También incluyeron dispersión por el número de municipios (si una encuesta va a 20 municipios y otra va a 60 municipios, pesa más la de 60 municipios).

Este modelo está sobre los siguientes supuestos: más o menos 18 millones de personas, de los cuales siete millones los van a mover las maquinarias y los otros 11 millones se van a mover como dicen las encuestas.

Para pronosticar cómo se mueven los 11 millones se ponderan las encuestas según su alcance, y para pronosticar cómo se mueven los siete millones de votos se mira lo que ocurrió en las elecciones para el Congreso.

La combinación de ambas cosas es lo que da el resultado del método de pronóstico; lo que se considera que puede ocurrir hoy en la elección de primera vuelta.

En todo caso, la encuestadora y los dos medios para los que hizo el ejercicio advierten que falta mucho de campaña, los debates presidenciales y la propaganda política.