La de Yanhaas dio 40 % a Duque y 24 % a Petro; la de Invamer, 45,9 % a Duque y 26,7 % a Petro; la del CNC, 42 % a Duque y 26 % a Petro.

Duque es líder en la general, gana en regiones, gana por estratos, gana por rangos de edad.

Las 3 encuestas muestran una disparada de Iván Duque con relación a la medición anterior, pero analistas creen que trae el impulso de las consultas de izquierda y derecha en las elecciones del 12 de marzo, lo que podría distorsionar los resultados reales de apoyo al candidato, pues muchos ajenos a esos partidos les metieron la mano a esas consultas.

El otro argumento en contra de que se dé la presidencia en primera vuelta es que en meses las encuestas han mostrado una gran volatilidad, lo que en términos cristianos significa que varios candidatos han estado en punta y al menos 2, Germán Vargas Lleras y Sergio Fajardo, se les ha visto como virtuales presidentes, y hoy están hundidos en ellas.  Tan hundidos están que se cree que ni siquiera la maquinaria permitirá a Vargas Lleras salir a flote; y que ni siquiera la alianza de Fajardo con Humberto de la Calle hará viable una opción de centro, como la llaman ellos mismos (sumando la intención de voto de Fajardo y De la Calle el centro apenas tendría un 15,7 %, lejos del 45,9 % de Duque y el 26,7 % de Petro, en la encuesta de Invamer, para disputarle el paso a la segunda vuelta).

El otro argumento en contra es que faltan aún 2 meses para la primera vuelta y cualquier cosa podría pasar.

En estricto sentido, la campaña apenas comienza, faltan los debates, las estrategias publicitarias y la presentación de programas de la mayoría de los candidatos. En principio hay espacio para nuevos cambios“, dice la revista Semana, quien junto a Blu Radio y Caracol Televisión, encargó la encuesta de Invamer.

Semana agrega que, lo que es un argumento para ganar en la primera vuelta, “los apoyos de Duque y de Petro son sólidos: el 86 % de quienes votaron en la… consulta de la derecha hoy votarían por Duque en la primera vuelta… y el 73,6 de quienes sufragaron en la elección de izquierda apoyan a Petro“.

El llamado centro tiene la esperanza de que la buena figuración de Duque en las encuestas sea un pico; por el contrario, la derecha tiene la esperanza de que sea una tendencia, que podría subir aún más.

Otro argumento del centro que desinflaría la presidencia de Duque en la primera vuelta es que sumando los votos de las consultas de izquierda y derecha quedaron millones de colombianos que no votaron por ninguna de esas opciones y que, según ellos, están esperando por una tercería distinta a la polarización.

Pero Semana hace notar que la estrategia del miedo al castrochavismo, que supuestamente representa Petro, se puede debilitar en estos 2 meses que faltan para la primera vuelta, lo que le podría restar impulso a Duque.

Otro de los argumentos que ya ha mostrado desgaste es el de los ataques a los acuerdos de paz con las Farc, que sistemáticamente aparecen abajo en las prioridades de los votantes, superado por la economía, el empleo, la salud, la corrupción…

La pregunta que todos se hacen es si Gustavo Petro ya alcanzó su techo, y a juzgar por los resultados de todas las encuestas parece estar estancado y con pocas posibilidades de crecer.

Una alternativa para rivalizar sobre el 40 % con Duque sería la de alcanzar una alianza de centro izquierda, con Fajardo y De la Calle, pero esta opción ya ha sido descartada por los 2.

Por el lado de Germán Vargas Lleras las opciones de crecimiento lucen peor, paradójicamente, por las mismas maquinarias.

Un analista de Blu Radio decía que las maquinarias tienen algo muy cruel: tienden a estar con el que va a ganar, y en la medida que vean a Vargas Lleras débil van a irse con Duque o los que vean más fuertes.

Y su pérdida de liderazgo en la Costa Atlántica parece demostrar esta hipótesis.

Dicen que la familia Char en esa región del país ya le están sacando el cuerpo a Vargas Lleras.

Para los analistas, como Rodrigo Pardo, de Semana, el voto de opinión es el que va a jalonar en esta oportunidad al voto de las maquinarias.

El artículo continúa abajo

Ese oportunismo no solo es de las maquinarias, también de los políticos. Ya se habla de liberales, conservadores y del Partido de la U que se están acercando a Duque. Esos apoyos llevan votos.

Una de las verdades sobre las encuestas electorales es que no solo reflejan opinión sino que pueden modificarla.

“(El triunfo de Duque en primera vuelta) numéricamente es posible, pero hay que entender que puede pasar… que los encuestados piensen en el ‘voto útil’, que es cuando ven a su candidato tan abajo que dicen yo no voy… a botar mi voto, sino que me voy más bien con uno de los 2 que están punteando, de acuerdo con sus afinidades. Si ese es el escenario, Duque podría ganar en la primera vuelta”, dice Martín Orozco, de la encuestadora Invamer.

Eso afianzaría la opción de ganar la presidencia en la primera vuelta.

“(Lo segundo que puede pasar es que) cuando una persona lidera todos van a tender a atacarla, y según las posiciones de los candidatos, podrían llevarlo a la segunda vuelta”, agrega Orozco.

La encuesta Invamer fue realizada para Caracol Televisión, Blu Radio y Semana, en tanto que la de Yanhaas fue ordenada para RCN Radio, La FM, RCN Televisión y los periódicos El País de Cali, El Universal de Cartagena, El Colombiano de Medellín, Vanguardia Liberal de Bucaramanga y La República de Bogotá. El Centro Nacional de Consultoría realizó la encuesta para el noticiero CM&.