En la denuncia penal, Córdoba asegura: “Me impidieron, obstruyeron y restringieron el pleno ejercicio de mis derechos, por razón de mi raza, sexo y orientación política”.

Es decir, por su condición de mujer afrodescendiente y afiliación política, por lo que asegura que incurrieron en “actos de discriminación”.

Por esa razón, instauró el recurso contra los representantes y directores de esos medios, que televisaron los debates, y de la institución educativa de Barranquilla, en donde se llevó a cabo el debate del Atlántico. Según el documento, la denuncia se interpuso el pasado viernes.

El artículo continúa abajo

El abogado de la exsenadora, Daniel Mendoza, afirmó en La FM que la denuncia “está basada en una serie de tratados internacionales que motivan la participación política de las mujeres y las personas de piel negra”, y que “esos medios de comunicación censuraron a una mujer que es un símbolo en Colombia”.

Cabe recordar que los organizadores del debate del Pacífico no están incluidos en la denuncia porque para ese momento, Córdoba ya había declinado de su aspiración presidencial.