Bejarano examinó las estrategias de campaña de cada uno de los aspirantes a la Presidencia, y señaló que con eso el país “en vez de evolucionar a la concordia, por el contrario está retrocediendo peligrosamente”. También señaló en su columna de El Espectador que “hoy los colombianos son más agresivos que antes de que se firmara la paz con las Farc. Y lo son porque los violentos de antes y de siempre no se resignan a vivir en paz”.

Además, entre otras cosas, criticó que “ninguno de los otros candidatos haya expresado su desacuerdo con ese procedimiento intimidatorio contra la Farc, ejecutado por esbirros del CD [Centro Democrático]”, refiriéndose a los ataques contra los actos políticos que ha adelantado Rodrigo Londoño en varias ciudades del país.

Según dijo, a los uribistas se les sumaron los voceros de la Iglesia Católica que “han convertido los púlpitos en trincheras partidistas de la ultraderecha”. Bejarano dijo que se refiere a las “actitudes censurables como la del cura Rafael de Brigard, jefe de prensa de la Arquidiócesis de Bogotá y director del panfleto “El Catolicismo”, quien el pasado 5 de febrero incurrió en el abuso de pedir a sus fieles votar en contra de Gustavo Petro, porque no profesa su misma fe”.

Eso, sumado a las “perversas alianzas de Viviane Morales o Alejandro Ordóñez con grupos de cristianos”, que solo son “oportunistas”, pues buscan “a los cristianos que no deliberan para decirles que voten por ellos, y votan sin ninguna consideración”, dijo en Semana.

Frente a eso, Ordóñez trinó:

El artículo continúa abajo

Para Bejarano, esas palabras hacen parte del desespero del precandidato, cuya única estrategia es “insultar a todo el mundo en época de campaña”, y dijo que lo ve “incapaz de asumir lo que viene, cuando el 11 de marzo quede de último, completamente derrotado”, agregó en Semana.

El columnista agregó en la revista que con el calificativo de “comandante” solo intenta tildarlo de guerrillero, pero recalcó que es “el hombre más alejado de las armas”.

Bejarano asegura que Ordóñez no tiene posibilidades de ser el candidato del uribismo y los conservadores porque “Como dicen en ciertos lugares, suena más un amante en un closet que Ordóñez en las elecciones”.

Cabe recordar que el próximo 11 de marzo, la coalición de derecha se someterá a una consulta para elegir a su candidato único. Ordóñez compite con Iván Duque, candidato del senador Álvaro Uribe, y con Martha Lucía Ramírez, propuesta por el expresidente Andrés Pastrana.

En la entrevista con Semana, Bejarano también instó, nuevamente, al precandidato a hacer pública su declaración de renta y la de su familia, para saber si algunos bienes de los que hace uso, como unos apartamentos en Cartagena, so de su propiedad, “y si lo son, cómo los adquirió”.

Entre tanto, Bejarano no es el único columnista contra el que Ordóñez ha trinado: