Los viajes para ejecutivos a más de 1.234 kph (la velocidad promedio del sonido en el aire) estuvieron durante 3 décadas disponibles en las aerolíneas Air France y British Airways con la aeronave Concorde, pero su operación se hizo insostenible debido a los altos costos del combustible que consumía la aeronave, recuerda el portal Infobae.

El fabricante Boom Technology, en asocio con Virgin Galactic, la empresa del magnate Richard Branson, dice que el XB-1 tendrá la capacidad para transportar hasta 44 pasajeros a una velocidad de Mach 2,2 (un poco más de dos veces la velocidad del sonido), es decir, Mach 0,2 más que el mítico Concorde, informa Actualidad Aeroespacial.

Las pruebas del año entrante se realizarán en una versión más pequeña del avión, para piloto y copiloto, mientras que la de más de 4 decenas de pasajeros entraría en operación en el 2023, si las pruebas salen bien, destaca El Mundo de España. La operación comenzaría con 10 aeronaves.

La idea es que el avión, desde ya bautizado como ‘Baby Boom’, tenga una operación, un mantenimiento y un consumo más eficiente que el Concorde, que dejó de volar en el 2003, pocos años después del único accidente de este avión supersónico en su historia de 3 décadas, que dejó 113 muertos y cuyas causas no tuvieron que ver con la aeronave, sino con una pieza mecánica dejada por otro avión en la pista de aterrizaje, reporta el medio español.

En cuanto al precio, será mucho más barato volar, por ejemplo, entre Nueva York y Londres (o París), si se tiene en cuenta que el precio del tiquete para el vuelo de British Airways entre la capital inglesa y la ‘Gran Manzana’ era de más de 7.000 dólares (unos 21 millones de pesos de al cambio actual), mientras que el costo de viajar entre esas dos ciudades en la nueva aeronave sería equivalente a 7,5 millones de pesos, informa Treveller.

El precio actual de un viaje entre Nueva York y París, en clase ejecutiva, es de 2.500 dólares en promedio y dura cerca de 7 horas, según Flightguru.