Francia y Volvo anuncian medidas para acabar los carros a gasolina y diésel

El país galo lo haría a partir del 2014, mientras que el fabricante sueco empezará casi de inmediato, en el 2019.

Volvo
A partir de 2019, el fabricante sueco solo venderá autos eléctricos.| Getty

El anuncio lo hizo Nicolas Hulot, ministro de la Transición Ecológica de Francia, durante la presentación del plan clima del gobierno: “Francia no venderá más carros de gasolina y diésel dentro de 23 años”, aseguró.

“Anunciamos el fin de la venta de vehículos de gasolina y diésel para 2040”, declaró Hulot, y añadió que será una meta “ardua” de cumplir, especialmente para los constructores.

Según el ministro, será una “verdadera revolución” y “las condiciones están reunidas” para llevarla a cabo., añadió.

“Nuestros propios constructores (de carros) tienen cómo alimentar y encarnar esta promesa (…) que es además una cuestión de salud pública”, agregó.

En 2016, las empresas francesas Peugeot, Citroen y Renault encabezaron, en ese orden, una lista de los grandes constructores que generan menos emisiones contaminantes, según la Agencia Europea de Medioambiente.

Varios países europeos anunciaron planes para reducir drásticamente el número de autos de gasolina y diésel en las carreteras en favor de híbridos y eléctricos.

Alemania quiere que en 2020 un millón de carros eléctricos circulen en el país.

En 2016, los autos híbridos y eléctricos representaron un 3,6% de los autos nuevos registrados en Europa Occidental.

Desde 2019, solo Volvos eléctricos

El constructor automotor sueco Volvo Cars anunció que a partir de 2019 solamente lanzará modelos eléctricos o híbridos con lo que promete el “final histórico” de los vehículos equipados únicamente con motor a combustión.

El grupo de Goteborg es el primer gran constructor que prevé electrificar todos sus modelos y a fijarse una hoja de ruta para abandonar progresivamente el motor a combustión interna, siglo y medio después de su invención.

Volvo Cars, propiedad del grupo chino Geely, espera lanzar cinco modelos íntegramente eléctricos entre 2019 y 2021, tres bajo su marca y dos bajo la de Polestar, así como una gama de modelos híbridos.

Polestar es una filial destinada a especializarse en el desarrollo de vehículos de agran radio de acción, un sector de momento ocupado sin competencia por Tesla.

Por su parte el estadounidense se dispone a lanzar la producción de un tercer modelo, de gama media, el “Model 3”.

El artículo continúa abajo

“Este anuncio marca el final de los coches equipados solamente con un motor a combustión” dijo el presidente de  Volvo, Håkan Samuelsson, en un comunicado.

Una gama de modelos híbridos (carburante-electricidad) vendrá a completar la gama para constituir, según Volvo, “una de las ofertas más amplias de autos eléctricos” en el mercado.

El primer modelo eléctrico será fabricado desde 2019 en China, y el lugar de producción de los otros cuatro queda aún por determinar, dijo a la AFP un portavoz del constructor.

Volvo Cars, que superó simbólicamente en 2016 el nivel de 530.000 vehículos vendidos, constata que “los consumidores aprueban cada vez de forma más clara los vehículos electrificados” y espera hacer frente a la creciente demanda de autos limpios, y menos contaminantes.

Un millón de vehículos

Según el portavoz, el constructor sueco seguirá fabricando más allá de 2019 los modelos gasolina y diésel lanzados antes de esta fecha, pero éstos serán progresivamente reemplazados por la llegada de nuevos modelos más limpios.

El grupo  sueco tiene la ambición de vender un millón de vehículos eléctricos antes de 2025, fecha en la cual desea que sus operaciones de producción se conviertan en “climáticamente neutras”.

Los autos 100 % eléctricos e híbridos, recargables o no, representaron en el año 2016 la cifra de 433.847 matriculaciones de vehículos nuevos en la Unión europea (UE), es decir cerca del 3 % del total.

La matriculaciones de coches eléctricos han aumentado en 2016 en torno al 7 % respecto al año anterior. Las de los híbridos recargables crecieron 3,9 % y las de los híbridos no recargables lo hicieron en un 27,3 %, según la Asociación europea de constructores de automóviles (ACEA).

Desde que Geely compró la marca al estadounidense Ford en 2010, Volvo Cars ha tenido una espectacular recuperación. En 2016, su beneficio neto (parte de grupo) se duplicó casi, para superar los 600 millones de euros.

La eventualidad de su entrada en bolsa es debatida en la prensa financiera desde hace varios meses, y algunas fuentes citan una cotización en Hong Kong, en Estocolmo o Londres. Volvo Cars no ha comentado de momento esas hipótesis.

AFP

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error