El Trump político le da un ‘tiro en el pie’ al Trump empresario

Las controversias generadas por el candidato presidencial pueden fragilizar su imperio económico al afectar su bien más preciado: su marca.

 
Uno de los hoteles de Donald Trump
Uno de los hoteles de Donald Trump / AFP

Estampada al frente de sus edificios de lujo y casinos, en camisas y cortes de carnes, la marca Trump es la base sobre la que actualmente funciona la empresa que permitió al magnate de bienes raíces acumular una fortuna de varios miles de millones de dólares.

Pero el personaje cambió de carácter: después de haber encarnado una historia de éxitos, conduce una campaña hacia la Casa Blanca que puede motivar una fuga de clientes, preocupados por sus constantes polémicas con mujeres, militares o inmigrantes.

Más noticias

“Es el inicio del fin (…) para Donald Trump, no solamente en su carrera a la Casa Blanca, sino también para su marca, sus propiedades y sus negocios”, afirmó recientemente el multimillonario Mark Cuban, un ferviente defensor de Hillary Clinton.

En la opinión de Cuban, el deterioro de la marca Trump es de tal naturaleza que el empresario Bernie Madoff —encarcelado por estafa— “tiene ahora una mejor marca”.

Contactado por la AFP, un portavoz de la Organización Trump, que nuclea todas las actividades empresariales del ahora candidato presidencial, rechazó el sombrío diagnóstico de Cuban.

“La marca Trump se mantiene increíblemente sólida y experimentamos enorme éxito en todos nuestros sectores de actividad”, expresó el vocero.

Como la empresa de Trump no negocia acciones en bolsa, se torna difícil determinar con exactitud si los inversionistas y clientes ya han emprendido un repliegue, pero se verifican señales inquietantes.

Abierto en septiembre pasado en medio de protestas, el nuevo Hotel Trump en Washington no ha logrado tener su capacidad repleta y, según diversos medios de prensa, ha tenido que realizar rebajas.

Mickael Damelincourt, director del hotel, aseguró en su correo electrónico enviado a la AFP que ese escenario no es verdadero.

“Con 10 años de experiencia en los Hoteles Trump, puedo decir con tranquilidad que la apertura (del establecimiento en Washington) ha sido el mayor éxito en términos de reservas”, expresó.

Pero de cualquier forma la controversia no se limita a Washington.

Un sondeo realizado en abril por la revista especializada Forbes indicó que cerca de la mitad de los 500 millonarios consultados afirmó que evitaría los hoteles y los campos de golf del grupo Trump en los próximos años.

Sin asociación positiva

En tanto, de acuerdo con un estudio del promotor inmobiliario Redfin, los apartamentos de lujo de las torres Trump —un segmento central en la operación del grupo— se negocian al precio de mercado, siendo que hace un año eran 7 % más caros que otros bienes comparables.

“La marca Trump estaba realmente asociada al lujo y a un nivel que eran suficientes para justificar un sobrecosto adicional en el mercado. Pero esta asociación positiva ha desaparecido”, dijo a la AFP Nela Richardson, economista jefa de Redfin.

Richardson apuntó que “ha habido eventos que han manchado a la marca Trump” y por ello es “razonable” pensar que podrán enfriar el entusiasmo de compradores extranjeros o hacer que estén menos dispuestos a pagar ese sobreprecio.

En especial, las constantes diatribas de Trump contra China podrían tener un efecto directo sobre sus negocios, ya que los chinos forman el grueso de la demanda por los apartamentos de lujo.

Además, el mercado por esos apartamentos de lujo ya es de por sí “muy reducido”.

De acuerdo con diversos estudios, el contingente principal de los electores de Trump en los actuales comicios presidenciales está en sectores populares, de forma que la empresa no podrá compensar con ellos las pérdidas registradas en los negocios.

Para Merry Carole Powers, autora de un exitoso libro sobre estrategias de mercadeo, en Estados Unidos numerosas marcas lograron reconstruirse después de graves crisis, ya sea por accidentes ambientales o controversias políticas.

Sin embargo, el caso de Trump no tiene precedentes, añadió.

“En general, cuando una marca queda expuesta en una mala situación de relaciones públicas, es por un accidente. Esas firmas no se propusieron que eso ocurriera”, dijo a la AFP.

Y sin embargo, Trump “claramente está diciendo ‘No me importa lo que pienses’. Jamás hemos visto a una marca actuar de esa forma”, concluyó Powers.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Fuentes

  • - AFP / Jeremy Tordjman

Comenta con Facebook: