Sevilla venció 2-1 a Real Madrid y acabó con su invicto de 40 partidos

El colombiano James Rodríguez no estuvo en la cancha. Pese a la derrota, el equipo merengue sigue liderando la Liga española.

 
Cristiano Ronaldo
AFP

El partido no tuvo un fútbol brillante y los andaluces remontaron el gol inicial de Cristiano Ronaldo, de penalti, con dos tantos en la recta final, en sólo siete minutos, lo que anima la competición liguera.

En el tercer duelo entre ambos en doce días, tras la eliminatoria copera ganada por los merengues, el Madrid, apagado y sin pegada, se adelantó en el minuto 67 con un penalti que anotó Ronaldo, pero el Sevilla no se rindió, empató a cinco del final con un gol en propia meta de Sergio Ramos, abroncado todo el choque por su celebración de un gol el jueves, y remontó en el 92 con un golazo de Jovetic.

Más noticias

Se medían, ahora en Liga, el líder, el Real Madrid, y el segundo, el Sevilla, que cerraban su trilogía de partidos en sólo doce días, tras los de la eliminatoria copera ganada por el equipo de Zinedine Zidane (3-0 en el Bernabéu y 3-3 el jueves en el Sánchez Pizjuán).

Ambos conjuntos salieron con onces muy renovados respecto a esa última cita. Zidane recuperó a dos piezas claves, el luso Cristiano Ronaldo y el croata Luka Modric, que descansaron en la Copa, y con Keylor Navas de nuevo en el marco sorprendió con una defensa de tres centrales (Varane, Sergio Ramos y Nacho), además de dar entrada a Varane, Benzema y Carvajal, que no jugaron de inicio el jueves.

En el Sevilla, con una zaga de cuatro en vez de la más habitual de tres, volvieron al once el meta Sergio Rico, el lateral brasileño Mariano, el central argentino Nico Pareja, los medios galos Steven N’Zonzi y Samir Nasri, y en los extremos Víctor Machín ‘Vitolo’ y el ítalo-argentino Franco Vázquez, que tuvieron descanso en Copa o bien salieron en la segunda mitad.

Con Sergio Ramos abroncado cada vez que tocaba la pelota tras su celebración de un gol el jueves y los gestos que dedicó a parte de la grada, después de haber sido insultado durante buena parte de ese partido por los radicales sevillistas, este nuevo duelo comenzó sin ritmo, aunque el Madrid llevó la iniciativa ante un Sevilla dormido.

Ninguno de los dos encontró el rumbo y el fútbol adecuados para hacer daño a su rival, y adolecieron de claridad en sus acciones de ataque en una primera mitad de escasa calidad, de juego lento y poco incisivo, en la que siempre se impusieron las defensas y con el equipo merengue desconocido al crear muy pocas opciones de gol.

Suya fue la primera ocasión, una incursión de Modric que no halló rematador a los 9 minutos, pero el guión no cambió y el Real Madrid, falto de fluidez y de velocidad, sólo dispuso de otras dos: una cerca de la media hora en un tiro de Ronaldo que paró sin problemas Rico; y otra a cinco del descanso, las más clara, pero el portugués, solo, no llegó bien a un centro de Benzema y remató mal, desviado.

El Sevilla, que comenzó algo temeroso, con muchas precauciones atrás y con Samir Nasri, su cerebro, muy apagado, superó el mayor control madridista y, con N’Zonzi omnipresente y Vitolo muy vertical por la izquierda, empezó a inquietar más el marco de Keylor Navas.

Aunque había demasiado respeto al contrario por los dos bandos, el equipo del argentino Jorge Sampaoli jugó a impulsos y quizás más centrado en controlar al Madrid que en atacar. Tuvo varias opciones, aunque demasiado tibias, como un cabezazo de N’Zonzi que se marchó fuera, dos tiros lejanos de Nasri y antes otro de Franco Vázquez.

En la reanudación, el Real Madrid siguió sin aparecer con argumentos sólidos para someter a los andaluces. Cristiano anduvo muy perdido y al creativo centro del campo blanco le costaba conectar con él y con Benzema, mientras que los sevillistas se defendieron muy bien, parecieron dar un paso adelante y salieron con más brío en busca de sorprender con una alguna llegada rápida.

Tras sendos avisos de Franco Vázquez, en un remate por alto que despejó a córner Navas, y del francés Ben Yedder, en un tiro claro desde la derecha que paró el costarricense, Ronaldo hizo su segunda aparición con peligro del choque, a los 55 minutos, pero su centro lo despejó Sergio Rico y luego no supo aprovechar el rechace.

Sin embargo, en una fase en la que el cuadro hispalense perdió la concentración e incurrió en muchas pérdidas del balón, casi siempre en zonas peligrosas, los hombres de Zidane no perdonaron en el ecuador de este periodo, tras avisar primero Benzema, solo en el área, en una clara ocasión que mandó por encima de la portería.

El potencial ofensivo madridista salió a relucir en un balón que ganó Dani Carvajal, tras un fallo en la salida del balón de los de Sampaoli. Se internó con rapidez en el área y fue derribado por Sergio Rico, que llegó ligeramente tarde. El penalti lo transformó en el 0-1 Cristiano Ronaldo, que logró su duodécimo gol en Liga.

A partir de ahí, el Sevilla, que buscó más profundidad con la entrada del montenegrino Stevan Jovetic y Pablo Sarabia por Vázquez e Iborra, persiguió el empate con más voluntad y fe que buen juego.

No reaccionó bien al mazazo recibido, pero a base de casta lo intentó hasta el final y halló su premio a cinco del final, al sacar Sarabia a la perfección una falta desde la derecha que despejó hacia atrás con la cabeza Sergio Ramos para introducir el balón en su portería. Tras el 1-1, el Madrid se vino abajo y llegó la apoteosis al Sánchez Pizjuán con el 2-1 de Jovetic en el tiempo añadido, lo que anima la Liga al quedar los merengues -con un partido menos- a un punto del Sevilla y a dos del Barcelona.

EFE

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Fuentes

  • - EFE

Comenta con Facebook: