El diario británico The Telegraph expuso la grabación, en la que hicieron parte los periodistas de ese medio, donde se ve a Allardyce explicándole a unos supuestos empresarios cómo saltarse las reglas de la FA.

El el entrenador inglés buscaba una remuneración de alrededor de 400.000 libras esterlinas por asesorarlos en procesos que evadieran trabas fiscales para lograr traspasos de los jugadores en la Premier League, señala Marca.

La reunión duró aproximadamente cuatro horas y en esta el DT dio muchos detalles y concretó fechas para viajar a Singapur y Hong Kong para firmar papeles y cerrar la operación.

El Código de Ética de la Fifa, así como la Football Asociation, sanciona este tipo de conductas en las que se crean conflictos buscando satisfacer intereses privados y personales, agrega The Telegraph.

Marca añade que la investigación duró 10 meses y con está se destapó una red de corrupción y sobornos en el fútbol inglés, principalmente relacionados con el mercado de fichajes “y la participación de empresas y terceros en la propiedad de los jugadores”.