Salvador Cabañas recordó su crudo diálogo con el hombre que le disparó

El exfutbolista paraguayo aún tiene alojada en la cabeza la bala que acabó con su carrera en enero de 2010.

 
Salvador Cabañas
Salvador Cabañas en el programa 'El día después' / Foto: AFP

En el baño de un establecimiento nocturno en México, un narcotraficante llamado José Jorge Balderas (alias J.J) encaró al entonces jugador del América.

Cabañas reveló en el programa ‘El día después’ lo que sucedió en ese momento:

Empezó a insultarme. Que le estaba robando a México… Le dije “yo no vengo a robar, sino vengo a trabajar y ahí fue cuando sacó el arma y me apuntó en la frente”

El paraguayo recuerda que le dijo a su verdugo que no tenía miedo, mientras a este le temblaba la mano que sostenía la pistola. Luego llegó el momento crítico:

Me dijo, pide tu último deseo porque te voy a disparar y después de un rato yo le dije ¿Y por qué estás temblando? ¿Si eres un asesino por qué estás temblando? Dispara si vas a disparar, y después de un rato disparó”

La bala, que se encuentra todavía en la parte de atrás de su cráneo (como lo muestra la gráfica), frenó todos los planes que tenía, incluida una oferta del Manchester United, y no le permitió ir al Mundial, donde la ‘albirroja’ llegó hasta los octavos de final donde cayó contra España, campeona del torneo.

bala Cabañas

El diario ABC Color de Paraguay recuerda que, tras el atentado, Salvador presentó pérdida de memoria, estuvo más de un mes en el hospital, y fue sometido a terapia cognitiva, física e hidroterapia de 4 a 6 horas diarias.

Intentó regresar a las canchas, pero dice la misma publicación ‘guaraní’ que Cabañas presentó secuelas que le truncaron su sueño. De igual forma, al salir del hospital se separó de su esposa.

En ‘El día después’, el exfutbolista cuenta que mientras estuvo recluido vaciaron su cuenta bancaria, acto por el que responsabiliza al representante que tenía y a su exmujer. Sin familia y con poco dinero, es objeto de constantes homenajes donde recaudan para colaborarle.

Pese a que le truncó su carrera como deportista, Cabañas dice perdonar al sujeto que le disparó y asume su propia culpa al preguntarte a sí mismo:

 ¿Qué estaba haciendo yo, como deportista, en una discoteca? Me arrepiento de estar ahí”

Este es el relato completo en ‘El día después’:

Hace poco reveló a Marca que su más grande anhelo es ser técnico de la selección de su país y para llegar a ese meta ya dirigió al Patria Guaraní. “Yo cumplo todas las cosas que me propongo y espero que en esto también me vaya bien”, señaló el exjugador.

 

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: