Por su mala suerte, María Luisa Calle ha pensado que hay una bruja haciéndole daño

La ciclista antioqueña jura, en medio de lágrimas, que no consumió sustancias dopantes.

 

A la corredora se le entrecorta la voz cuando recuerda el episodio de los Juegos Panamericanos que la tiene suspendida por 4 años de su deporte.

Cabe recordar que es la única deportista en el mundo que ha logrado recuperar una medalla olímpica después de 14 meses de una batalla médica y jurídica en la que demostró su inocencia; jamás imaginó que volvería a enfrentarse a otra prueba que pondría en tela de juicio su integridad como atleta.

Calle no pudo continuar con fluidez la entrevista concedida al programa La Red de Caracol Televisión, en la que entró en llanto al evocar los momentos que vivió cuando fue notificada del positivo por la sustancia GHRP-2.

Relata que corrió la prueba de persecución por equipos y se alistaba para disputar la contrarreloj individual de ruta. Ya se había acostado a dormir cuando tocaron la puerta de su habitación, según dice “a punto de tumbármela” y la llevaron al control antidopaje, para lo que a duras penas alcanzó a ponerse la sudadera de Colombia y siempre bajo la supervisión de un funcionario de la UCI (Unión Ciclística Internacional).

Con el uniforme listo, María Luisa esperaba a su entrenador José Julián Velásquez para ponerle los números de competencia, pero a su regreso se encontró con la noticia del positivo por doping. Salió expulsada de la Villa Panamericana y tuvo que pagar un hotel en Toronto por cuenta propia.

Yo dije, estos se equivocaron. Esa muestra no era la mía, yo siempre estuve tan clara en que eso fue un error de ellos”

Pagó varios médicos y hasta un científico en Bogotá para preparar su defensa ante la UCI, la cual le comunicó tiempo después que no aceptaba sus argumentos, así que tuvo que decidir si seguía en la batalla o aceptaba la suspensión de 4 años.

Como ya es de conocimiento público, la ciclista envió una carta en las que asumía las consecuencias de la sanción, mas no haberse dopado, justificada por la falta de apoyo dirigencial:

Ellos dicen que eso es personal, que uno fue el que se dopó, pero a la hora de correr lo hago con la camiseta de Colombia; me monto a podio y el uniforme es de Colombia; suena el himno nacional, no se canta mi himno; ¿entonces por qué en el momento en que uno tiene un problema ya soy María Luisa?, pero gano la medalla y es para Colombia”         

Calle confiesa que se ha preguntado si se va a morir sin saber qué fue lo que pasó y hasta cree que puede haber una bruja queriendo hacerle daño “porque estoy segura que yo no usé esa sustancia” e ignora cómo puede hacer justicia para limpiar su nombre.

Pese a estar suspendida para las competencias oficiales no para de entrenar y se alista para correr al lado de paisanos suyos como Rigoberto Urán y Santiago Botero sobre la avenida Las Palmas de Medellín, en un evento llamado la Crono Escalada, el próximo 3 de abril.

 

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: