Santa Fe se fue en ventaja rápidamente cuando, al minuto 18, Wilson Morelo tradujo en gol un penalti que el árbitro Wilmar Roldán concedió correctamente por una falta imprudente de Matías de los Santos contra el delantero cardenal.

El equipo cardenal dominó a placer el primer tiempo y la ventaja de un gol fue escasa, teniendo en cuenta que tuvo un par de opciones claras de ampliar el marcador. Millonarios supo aguantar la presión de su rival y se mantuvo vivo para el segundo tiempo.

Andrés Cadavid empató el partido con un gol de cabeza al minuto 55, luego de un tiro de esquina. El defensor central de Millonarios le dio a Santa Fe una dosis de su propia medicina: un gol de pelota quieta, así como lo hizo Matías de los Santos el pasado miércoles.

La alegría embajadora duró 27 minutos porque Wilson Morelo convirtió al 82 el 2-1 que mandaba la final a la definición con cobros desde el punto penal.

El artículo continúa abajo

Sin embargo, la ilusión cardenal se fue en un suspiro ya que Henry Rojas anotó el 2-2 definitivo un par de minutos después, aprovechando un rebote que remató sin vacilar y dejó sin posibilidades de evitar el gol al arquero Robinson Zapata.

Millonarios le puso fin a una sequía ganadora de 5 años, su último título liguero había sido el que consiguió en 2012 cuando derrotó por penales a Medellín. El equipo embajador, con 15 estrellas, se ubica como el segundo más ganador del fútbol colombiano, detrás de Nacional que tiene 16.