¿Por qué Colombia reclamó el gol de Paolo Guerrero y por qué fue válido?

La falta que lo originó se pitó por juego peligroso, por lo que debía ser tiro libre indirecto, y la mano en alto del juez así lo indicaba.

Sin embargo, el delantero de Flamengo pateó directo al arco, y fue gol.

Ante el reclamo de Juan Guillermo Cuadrado y el cuerpo técnico colombiano, la explicación de Sandro Ricci, árbitro del partido, fue clara: David Ospina la tocó. Mejor dicho, el arquero convirtió el cobro en uno indirecto y ajustado a las normas.

La mano de David Ospina metió a Perú al repechaje y “mató la última esperanza de Chile”, como escribió el diario La Tercera sobre el último error del guardameta colombiano (el primero fue ubicar mal la barrera y escoger a James Rodríguez, de baja estatura, para cerrarla).

El artículo continúa abajo

Si el arquero del Arsenal inglés no hubiese tocado el balón, este habría ingresado igualmente al arco, pero el réferi brasilero habría pitado un saque de meta a favor de Colombia, según la regla 13 de la ‘International Board’, y los chilenos —quizás— estarían celebrando un cupo en el repechaje.

En un análisis más detallado de la jugada, Gol Caracol se detiene en tres momentos: primero, plantea el interrogante de si el jugador peruano Aldo Corzo bajó la cabeza más allá de lo permitido y se expuso, él mismo, de manera imprudente, para que el colombiano Fabra le cometiera la falta al borde del área. Javier Hernández Bonnet recuerda que el reglamento también penaliza a quien pone en riesgo su propia integridad.

Segundo, ese medio congela varias imágenes para tratar de establecer si la pelota en el cobro de Guerrero pegó en la barrera, es decir, en James (con lo cual se configuraría la segunda jugada en un tiro indirecto), pero eso no se establece claramente. “Es una sensación óptica; pareciera que lo despeina”, concluye Ricardo Orrego. “Pareciera que en la curva de la pelota James tuviese un leve toque”.

Y tercero, también repasa la estirada de Ospina que, finalmente, sí tocó el balón. “En fracción de segundo, decide ir por esa pelota. Si David no toca ese balón, el árbitro, si hubiera considerado que James no lo hubiera tocado, no hubiera validado el gol, porque necesitaba un segundo toque, una segunda acción”, agregó Orrego. “Aparentemente ese toque de James obliga a que David vaya por ese balón. Habrá que preguntarle a James si tuvo esa sensación de toque final”.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error