La confirmación se produce días antes de la reunión de la comisión ejecutiva del Comité Olímpico Internacional (COI) en la que se definirá la participación del país en los Juegos de Invierno Pyeongchang 2018.

Entre el 5 y el 7 diciembre en Lausana, Suiza, se tomará en cuenta la consideración de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) que dejó en firme la suspensión a Rusia impuesta en noviembre de 2015.

“Algunas de las condiciones para la rehabilitación de Rusia fueron cumplidas, pero otros criterios aún no, como la rehabilitación de la Agencia Antidopaje rusa como agencia antidopaje independiente y el reconocimiento por las autoridades rusas de las conclusiones del Informe McLaren de un dopaje institucionalizado (…)”declaró Rune Andersen, presidente del grupo independiente implantado por la IAAF para verificar los progresos de Rusia en la lucha antidopaje.

El artículo continúa abajo

Andresen agregó: “Mientras no se admita lo que ocurrió, no estaremos convencidos que de no volverá a pasar”.

La próxima reunión del Consejo de la IAAF no tendrá lugar antes de los Mundiales-2018 en pista cubierta (1-4 de marzo en Birmingham), por lo que los rusos no podrán participar en esta competición.

El atletismo ruso no está presente en las competiciones desde noviembre de 2015. Algunos atletas rusos han podido competir bajo bandera neutral en casos muy concretos. En los últimos Mundiales 19 atletas pudieron competir cumpliendo una serie de requisitos.

La IAAF abrió la puerta a los atletas que pudiesen demostrar que sus métodos de entrenamiento no tenían que ver con el sistema de dopaje generalizado. Uno de los criterios es que su nombre no figure en el informe McLaren.

También son obligatorios los reanálisis de las muestras de los Mundiales de Pekín-2015.

Con AFP.