6 estadios colombianos que no están a la altura de una de las 15 mejores ligas del mundo

La Independencia de Tunja es el caso más preocupante.

Estadio de Montería
Estadio de Montería| Foto: Canal Montería

Así lo señala un texto del portal de la emisora Radiónica, escrito por el reportero Juan Pablo Coronado, que conoce casi todos los estadios del país y manifiesta que las canchas aquí reseñadas no solo dan pena por su estado, sino porque atentan contra la integridad física de los futbolistas.

Respecto al máximo escenario del fútbol boyacense, el autor señala que se trata de una grama “quemada, desnivelada y esponjosa”, que ha causado varias lesiones, y tiene pensando al técnico Mario Yepes en usar una nómina mixta para no arriesgar su equipo titular, ante la negativa que recibió de aplazar el encuentro del próximo fin de semana.

Contrario a ello, como reseña AS Colombia, la Dimayor dio el aval para que se siga jugando allí fútbol profesional y concluyó que dentro de unos 15 días el estado de la cancha va a mejorar. ¿Y qué pasa con los partidos que están programados para antes?

Otro césped al que se refiere el informe es al del ’12 de octubre’ de Tuluá, inhabilitado por las autoridades para practicar el juego. Mientras se encuentra sin estadio, Cortuluá ha disputado 3 partidos como local de la Liga Águila en el Pascual Guerrero de Cali, con saldo de una derrota (goleada 4-0 a manos del Pasto) y dos empates, viéndose así afectado por su falta de hogar.

Por su parte, el Guillermo Plazas Alcid de Neiva cobró 4 vidas durante sus obras de remodelación, sin que haya responsables. “Cuesta trabajo entender cómo una obra de miles de millones de peses tenga el aspecto de una zona de escombros”, dice el autor en Radiónica.

No se queda atrás el Municipal de Montería, casa de Jaguares de Córdoba, donde no hay camillas para masajes; tampoco luz ni agua para ducharse; además que los futbolistas deben someterse allí a unos 38 grados de temperatura, como lo denunció hace pocos días el jugador Fabián Vargas de La Equidad.

A su vez la nota destaca las falencias de 2 importantes plazas para el fútbol colombiano: el Murillo Toro de Ibagué, que aunque mejoró con sus readecuaciones para los pasados Juegos Nacionales, sigue con problemas de iluminación que dificultan la visibilidad de arqueros, árbitros y televidentes; de igual forma, el Palmaseca de Palmira está fuera de uso hasta que no se mejoren las vías de acceso.

¿Son estos los estadios que nos merecemos como una de las 15 mejores ligas del mundo, según la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol?

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error