Estadio Arena Amazonía de Brasil-Colombia ha dejado más pérdidas que ganancias

El Espectador, medio ‘cafetero’ presente en el juego por eliminatorias, lo considera “un elefante blanco en medio de la selva”.

 
Arena Amazonia
Foto: EFE

Gracias a los pasados Juegos Olímpicos, el escenario se volvió a ver con público en este 2016., luego de reportar 8 millones de reales en pérdidas en 2015, cuando cuesta 720 mil mensuales mantenerlo, de acuerdo con el Portal Amazonia de Brasil.

The New York Times señala que con ocasiones excepcionales, como fueron las justas de Río 2016, el estadio Arena Amazonia —cuya construcción costó 220 millones de dólares— permanece vacío, pues como lo menciona El Espectador, el equipo de tercera división que tiene Manaos (Nacional Futebol Clube) no tiene suficientes hinchas para llenarlo.

El diario estadounidense recuerda también que para llegar a esa población “está rodeado por una selva tropical del tamaño de Francia, España, Suecia, Grecia e Italia juntos, y es accesible sólo por avión o barco”, sin contar que la mayor parte de esa población tiene mayores preocupaciones que los deportes, ya que la cuarta parte de los habitantes son “extremadamente pobres” al punto que carecen de agua potable.

Dice el Portal Amazonia que para evitar que el Arena Amazonia se convierta en un elefante blanco y alcance el equilibrio financiero, el escenario cambió de administración y ahora es comandado por la Secretaría de Juventud y deportes del estado de Amazonas.

Aparte de llevar los partidos olímpicos al estadio, el ente ya mencionado dice que está dispuesto a llevar allí a los grandes clubes de Río de Janeiro y Sao Paulo, ya que el Maracaná y el Joao Havelange serán sometidos a renovaciones.

Añade El Espectador, que tiene un corresponsal presente en el juego entre Colombia y Brasil, que para salvar el estadio “se ha propuesto desde la realización de matrimonios y grandes eventos, hasta la instalación de un Museo Olímpico” aprovechando el turismo que a diario llega a Manaos.

“A la Arena da Amazônia la ronda el fantasma de otros estadios mundialistas que terminaron demolidos”, dice el medio colombiano, poniendo el caso del original Wembley; otros del Mundial de EE.UU en 1994 y el de los Pocitos, en Uruguay, que fue sede del primer campeonato orbital.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: