Así lo reseña The New York Times, quien agrega que la droga prohibida que le fue detectada se llama probenecid, “un enmascarador de otras sustancias prohibido por los reguladores deportivos por su capacidad para disfrazar otras drogas (prohibidas, que se usan para mejorar el desempeño de atletas)”.

Este jueves, un tribunal de apelaciones falló en favor del deportista, que se libró así de una sanción de hasta 4 años fuera de las pistas, evitando perderse así los Olímpicos de Tokio 2020 y que la firma Nike le retirara su patrocinio.

“Pudo haber sido el beso con lengua, peor pudo ser más que ella me besó demasiado pronto después de tomar el medicamente”, explicó Roberts sobre su positivo en el control antidopaje, versión que apoyaron tres árbitros que revisaron su caso.

El artículo continúa abajo

Para The New York Times, este fallo en el que la novia del deportista fue clave, ya que confirmó lo apasionado del beso que le dio a su novio bajo el efecto del medicamento, representa “un duro golpe a los funcionarios mundiales antidopaje”.

“Con todo lo que tomo ahora, lo pienso dos veces antes de acercarme a él”, indicó la mujer.

El diario neoyorquino recuerda que otros deportistas se han salvado de sanciones por dopaje en casos similares de contacto con mujeres, como el tenista francés Richard Gasquet o el saltador con pértiga Shawn Barber.