Íngrit Valencia convirtió su mayor defecto en la niñez, en su mejor talento

Durante su infancia en Cali, la medallista olímpica era criticada por agarrarse a puños en la calle con cualquiera que la molestara.

 
Ingrit Valencia
Íngrit Valencia era conocida como la 'peleona del barrio' / Captura de pantalla Caracol

Vivía en el barrio el Retiro, en el Distrito de Aguablanca de Cali, que es un barrio muy pesado. Ahí yo cree un caparazón en donde era a no dejarme de ningún niño, ni de nadie. El que me molestara yo también le respondía, fuera con golpes o con palabras”.

Así recuerda Íngrit sus primeros años en la capital del Valle. Venía de su natal Morales, Cauca, y esa fue su forma de combatir el matoneo que sufría, recordó en el programa La Red del Canal Caracol.

La niña de ojos verdes se dio a conocer entonces como la peleona del barrio, y esa fama la llevó a probarse en el boxeo, aunque en principio no le gustaba entrenar, sino simplemente dar golpes. Le gustaba la adrenalina que sentía en el momento de enfrentarse a alguien.

Más noticias

Pero antes  de convertirse en la gran deportista que es hoy, Íngrit tuvo que lucharla de otras formas: Fue empleada doméstica, atendía a los obreros en una finca, vendió mango en la calle, todo con el fin de ayudarle a su familia económicamente.

En medio de esa búsqueda de salir adelante, el que muchos calificaban como su mayor defecto, ser ‘peleona’, realmente fue su mejor talento, gracias al cual hoy es una boxeadora consagrada que logró el bronce en Río 2016.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: