No soy contador de historias. Solo aprendo y escucho. No soy escritor. No ando con libros de bajo del brazo como alguna vez lo caricaturizó la revista El Malpensante para describir a los intelectuales de turno. Me gusta la crítica y la reflexión. Mi vida la resumo en ser un estudiante de Comunicación social y Periodismo, con gustos tan normales como los de cualquier chica o chico. Temas que aborde según el interés: cine colombiano, política, cultura y comunicación.