La inquietud me llevó al periodismo. No le creo ni a los ‘hunos’ ni a los ‘hotros’.